Estar al borde de la quiebra no es requisito para ser rescatado en Japón

Estar al borde de la quiebra no es requisito para ser rescatado en Japón

POR:
julio 03 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-03

El gobierno japonés se ha embarcado en un controvertido plan para apuntalar a los fabricantes domésticos de electrónicos, debilitados por la competencia extranjera y la recesión.

El primer beneficiado del programa, que coloca fondos públicos en empresas no financieras a cambio de participaciones accionarias ha sido el fabricante de semiconductores Elpida Memory Inc. La empresa recibirá 30.000 millones de yenes, unos US$310 millones.

En enero, a medida que la crisis financiera hacía estragos en los fabricantes japoneses y su economía dependiente de las exportaciones, Tokio se apresuró a trabajar en el rescate y lo respaldó con hasta US$17.000 millones.

Gobiernos en todo el mundo están asumiendo papeles cada vez más activos en sus vapuleadas economías. Varios de ellos, incluyendo Japón, han inyectado capital en los bancos para garantizar que no se interrumpa el flujo de dinero. Otros gobiernos han extendido sus préstamos a fabricantes en problemas y han terminado siendo accionistas, como ocurrió en Estados Unidos en el caso de las automotrices General Motors Corp. y Chrysler Group.

Sin embargo, el programa de Japón le permite al gobierno invertir en empresas incluso antes de que corran el riesgo de caer en bancarrota. El programa está dirigido a empresas con al menos 5.000 empleados, que han sido duramente golpeadas por la recesión y que tienen buenas posibilidades de recuperarse al cabo de tres años.

Las compañías que han expresado su interés son los fabricantes de electrónicos. Otras, como la automotriz Nissan Motor, han optado por préstamos gubernamentales de bajos intereses.

El plan desató un debate sobre si el gobierno debía intervenir ¿e invertir¿ en el sector privado en un momento de penurias económicas.

Shinjiro Takagi, asesora en Nomura Securities y ex empleada de una agencia gubernamental para reestructurar compañías en problemas, dice que los préstamos convienen más que las inversiones para ayudar a estas empresas porque significan un menor riesgo para los contribuyentes.

Elpida es el cuarto fabricante de chips DRAM del mundo y el único productor de chips estándares de memoria para computadoras. La industria antes estaba dominada por empresas japonesas, pero hoy lideran las surcoreanas Samsung Electronics Co. y Hynix Semiconductor Inc.

Al anunciar su inversión en la empresa, el gobierno describió a Elpida como vital para la economía japonesa. Toshihiro Nikai, ministro de Economía y Comercio, aseguró que la empresa "enfrenta una situación extremadamente difícil".

El gobierno japonés recibirá a cambio acciones preferenciales sin derecho a voto, así que no intervendrá de manera oficial en la gestión de Elpida.

Se espera que otros fabricantes le sigan los pasos. Pioneer Corp., que produce electrónicos para autos y equipos de audio, se está preparando para solicitar 40.000 millones de yenes en fondos del gobierno (US$416 millones), dijo una vocera. Los fabricantes de chips NEC Electronics Corp. y Renesas Technology Corp., que negocian una posible fusión, también están estudiando solicitar fondos públicos, si se unen en abril, según fuentes cercanas.

Voceros de NEC Electronics y Renesas declinaron comentar al respecto.

Yukio Sakamoto, presidente de Elpida, dijo que, a su parecer, la industria de los chips DRAM se terminará consolidando y quedarán sólo dos o tres empresas. 

Siga bajando para encontrar más contenido