BPI: la economía mundial puede sufrir una recaída

BPI: la economía mundial puede sufrir una recaída

POR:
junio 29 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-06-29

Basilea/agencias. El Banco de Pagos Internacionales (BPI) advirtió del peligro de mantener demasiado tiempo los tipos de interés en los niveles mínimos actuales, ya que podría ser el germen que geste una nueva crisis financiera. En su 80 informe anual, publicado ayer, el BPI insta a los Gobiernos a reducir el déficit fiscal para evitar la aparición de una nueva crisis. “No cabe prolongar indefinidamente una política monetaria de carácter expansivo”, recomienda el BPI, por los riesgos para la estabilidad financiera y macroeconómica. El precio del dinero se sitúa actualmente en la zona del euro en el 1 por ciento; en el Reino Unido en el 0,5 por ciento; en Estados Unidos entre el 0 y el 0,25 por ciento, y en Japón en el 0,1 por ciento, los niveles mínimos registrados durante la crisis. Los bancos centrales de algunos de los países con mayor crecimiento han comenzado a retirar los estímulos aplicados durante la crisis, mientras que los de Australia, Brasil, la India, Israel, Malasia y Noruega han subido los tipos de interés. En términos reales, descontando la inflación, las tasas están en niveles cercanos a cero en la zona del euro y son negativas en el Reino Unido y EE. UU. En Japón, la leve deflación a vuelto a situar las tasas reales por encima de cero. Si las tasas de interés son muy bajas pueden distorsionar las decisiones de inversión, plantear riesgos para la estabilidad financiera ya que podrían incitar a los prestatarios a acortar los plazos de su deuda, facilitar el apalancamiento (endeudarse para financiar una operación) en posiciones de riesgo y retrasar la necesaria corrección de los balances financieros. Los bancos centrales siguen dominando algunos segmentos de los mercados financieros, lo que puede distorsionar la valoración de algunos bonos (al cambiar la entidad sus criterios de garantías en las operaciones de refinanciación o de compra de activos) y préstamos financieros importantes y desalentar la necesaria participación en el mercado de particulares e instituciones privadas. El director general del BPI, el español Jaime Caruana, también llamó a los Gobiernos de las economías avanzadas a reducir su déficit fiscal como primera condición para lograr el crecimiento. En una rueda de prensa tras la asamblea general anual del BPI, Caruana advirtió de la difícil situación en que se encuentra la economía, ya que el margen de maniobra para las políticas macroeconómicas es menor que al inicio de la crisis. “La mayor parte de los países avanzados están alcanzado los límites de la expansión fiscal”, dijo Caruana. ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido