Brasil, Argentina y Venezuela perderían las preferencias en E.U.

El gobierno del presidente George W. Bush anunció que estudia “limitar, suspender o retirar” las preferencias comerciales que desde hace tres décadas benefician a la Argentina, Brasil y Venezuela en América Latina.

POR:
agosto 09 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-09

La revisión es parte de un proceso iniciado el año pasado dentro del Sistema Generalizado de Preferencias (GSP) que fija aranceles cero para miles de productos de 133 países en desarrollo, dijo Susan C. Schwab, jefe de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (Ustr). Pero hace dos semanas, el senador Chuck Grassley, presidente del Comité de Finanzas, afirmó directamente que no se renovarían las preferencias para Brasil y la India debido a que los dos han entorpecido las negociaciones de tratados comerciales internacionales de interés estadounidense en años recientes. Ustr dijo que una de las preocupaciones planteadas por el Congreso es que el grueso de los beneficios del GSP va a unos pocos países mientras que la mayoría se quedaba relegada. “Queremos asegurarnos de operar el programa como lo propone el Congreso”, dijo Schwab, por lo que le pidió que amplíe su vigencia al expirar en diciembre. En una visita a Brasil a fines de julio, Schwab declaró que su oficina no estaba tratando de eliminar específicamente a Brasil de la lista. Argentina, Brasil y Venezuela, que han bloqueado la negociación del Area de Libre Comercio de las Américas (Alca), un tratado regional promovido por Washington, están amenazados por Ustr junto con otros 10 países: Croacia, India, Indonesia, Kazajstán, Filipinas, Rumania, Rusia, Sudáfrica, Tailandia y Turquía. Brasil y la India han sido también piezas cruciales para el fracaso reciente en Ginebra de la ronda de Doha, que desde hace cinco años está tratado de establecer nuevas reglas para el comercio mundial, particularmente el agrícola en el ámbito de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Según Ustr esos países, bajo la ley que creó las preferencias, han excedido ventas de 100 millones de dólares en el 2005 y el Banco Mundial los ha clasificado como economías de ingreso-medio alto. La OMC dijo que contribuyeron en más del 0,25 por ciento a las exportaciones mundiales de bienes en el 2005. “Creemos que este programa sirve a los países en desarrollo como un puente importante que facilita su transición de preferencias unilaterales a una total asociación económica”, dijo Schwab. “Tanto E.U. como los países participantes se benefician del comercio ampliado bajo el GSP y es importante que este programa sea reautorizado cuando expire a fines del año”. Las preferencias del GSP fueron creadas fundamentalmente como un incentivo para la adopción de medidas de protección de la propiedad intelectual. Esta es su primera revisión en 25 años. AP RUSIA LE ‘COQUETEA’ A BUENOS AIRES Rusia le ofreció la semana pasada a Argentina aumentar la cooperación técnico-militar entre ambas naciones, confirmó este lunes una fuente el gobierno de Buenos Aires. Según el diario ‘La Nación’, cuyo principal titular el lunes fue “ Rusia propuso a la Argentina un canje de armas por alimentos”, explicó que Moscú quiere obtener alimentos a cambio de material bélico, oferta que habría sido esbozada en una carta que entregó el embajador ruso a la ministra argentina de Defensa. La reacción de Argentina Buenos Aires. El presidente Néstor Kirchner señaló que una eventual suspensión por parte de Estados Unidos de las preferencias comerciales que benefician a Argentina responden a sanciones propias “de las viejas teorías del Imperio Romano” hacia aquellos países que no comulgan con sus políticas. Tras el anuncio del gobierno estadounidense de que estudia “limitar, suspender o retirar” las preferencias comerciales que desde hace casi tres décadas favorecen a los productos de Argentina, Brasil y Venezuela. Aunque la medida aún no es efectiva, respondería a la oposición que han presentado estos tres países a la negociación del Area de Libre Comercio de las Américas (Alca), promovido por Washington, y en el caso particular de Brasil, por su rol en el fracaso de la ronda de Doha en Ginebra, en el marco de la Organización Mundial de Comercio (OMC). “Los titulares dicen que se iba a sancionar, con viejas teorías del Imperio Romano, a aquellos países que no están de acuerdo con políticas que ellos implementan, por el Alca y la OMC”, dijo Kirchner durante un acto en la Casa de Gobierno. “Es bueno que todos tengamos presentes, el mundo y nosotros los argentinos, que este país ya no tiene relaciones carnales con nadie, que éste es un país independiente”, agregó en referencia a los estrechos vínculos entre Argentina y Estados Unidos en la década de 1990, bajo la presidencia de Carlos Menem. El embajador argentino en Washington, José Octavio Bordón, aseguró que en caso de prosperar la suspensión de las preferencias comerciales le provocaría pérdidas al país por unos 600 millones de dólares. “Con todo respeto a todos los países del mundo y también a Estados Unidos, Argentina sabe lo que tiene que hacer ... Toma sus propias decisiones, que quede absolutamente claro”, apuntó Kirchner. El Sistema Generalizado de Preferencias (GSP) fija aranceles cero para miles de productos de 133 países en desarrollo. AP

Siga bajando para encontrar más contenido