'Brasil no está interesado en guerra comercial con E.U.': Luiz Inácio Lula

Así mismo, el Presidente brasileño instó a su homólogo Barack Obama a negociar con urgencia un acuerdo que impida las sanciones comerciales anunciadas esta semana por Brasilia.

POR:
marzo 10 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-10

"Brasil no tiene ningún interés en ninguna confrontación con Estados Unidos, pero está interesado en que Estados Unidos respete las decisiones de la OMC (Organización Mundial del Comercio)", afirmó Lula en el discurso que pronunció durante la inauguración de una planta termoeléctrica en la ciudad de Cubatão, a unos 60 kilómetros de Sao Paulo.

"Quería pedirle al compañero Obama que ponga a sus personas a negociar rápidamente", agregó el jefe de Estado al defender una solución negociada para la divergencia comercial. Lula se refirió además a las sanciones comerciales que Brasil, con la autorización de la OMC, pretende imponerle a Estados Unidos por la negativa de Washington de eliminar los subsidios que le da a sus productores y exportadores de algodón.

Brasil anunció el lunes una lista de 102 productos estadounidenses que, a partir del 8 de abril próximo, pagarán tasas más elevadas para ingresar al país, como represalia por el daño que los subsidios al algodón causan a los agricultores brasileños. La Organización Mundial de Comercio autorizó a Brasil a aplicar las sanciones por hasta 829 millones de dólares al año.

La lista dada a conocer este lunes incluye cosméticos, alimentos, automóviles y electrodomésticos, entre otros productos, a los que les serán aplicadas tasas adicionales por un total de 591 millones de dólares anuales.

Los otros 238 millones de dólares han sido reservados para sanciones en las áreas de propiedad intelectual y servicios, y su aplicación será precisada en las próximas semanas. "Brasil ganó en la OMC y Estados Unidos tendría que suspender sus subsidios, pero ellos no lo hicieron. Entonces la OMC permitió que Brasil le cree dificultades a los productores estadounidenses", aseguró el gobernante brasileño.

"Lo que estamos haciendo no es una represalia. Le estamos diciendo a Estados Unidos que no importa el tamaño de cada uno, porque todos somos naciones y queremos ser respetados", agregó.

Según Lula, Brasil quiere que Estados Unidos cumpla las reglas de la OMC porque si nadie respeta las decisiones multilaterales el mundo quedará sin Gobierno. El mandatario aseguró que Brasil lucha desde hace siete años contra los subsidios estadounidenses al algodón y enfatizó que los mismos castigan especialmente a los "pobres países africanos".

Agregó que llegó la hora de darle una oportunidad a los pequeños productores africanos para que tengan acceso a los mercados de Estados Unidos y de Europa y así poder "tener un comercio más justo y un mundo mejor".

Una negociación urgente para impedir la entrada en vigor de las represalias ya había sido defendida la víspera por las autoridades de ambos países tras la visita que hizo a Brasilia el secretario de Comercio estadounidense, Gary Locke.

Siga bajando para encontrar más contenido