Brasil: más empleo y mayor confianza

Río de Janeiro/EFE y Reurters. La tasa de desempleo en Brasil en junio fue del 8,1 por ciento, la más baja del año hasta ahora, informó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (Ibge).

POR:
julio 24 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-24

El índice de junio fue inferior al de mayo pasado, cuando la tasa de desocupación había sido del 8,8 por ciento y ligeramente superior al de junio de 2008, mes en el que alcanzó el 7,9 por ciento. La tasa oficial de desempleo en Brasil se elabora con base en los datos de las seis mayores regiones metropolitanas del país: Sao Paulo, Río de Janeiro, Belo Horizonte, Porto Alegre, Salvador y Recife. De los sectores en los cuales el Ibge clasifica a los trabajadores, el que más contribuyó a la disminución del desempleo el mes pasado fue el de educación, salud, servicios sociales, administración pública, defensa y seguridad social, que registró un aumento del 2,3 por ciento en comparación con mayo. En la industria, el comercio, la construcción y los servicios no hubo variaciones significativas frente al mes anterior. Los ingresos reales de los trabajadores se mantuvieron en junio en un promedio de 1.312,30 reales (unos 675 dólares). CONFIANZA, AL ALZA La confianza del consumidor brasileño en la economía del país mejoró en julio por quinto mes consecutivo y se acercó a niveles previos al agravamiento de la crisis financiera global. El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) de la Fundación Getulio Vargas (FGV) se elevó un 2,8 por ciento entre junio y julio, a 111,4 puntos. La FGV dijo que considerando datos con ajuste estacional, el índice “prácticamente” retornó a su nivel de 111,7 puntos marcado en septiembre del 2008, cuando se agudizó la crisis económica global, que repercutió en Brasil, En julio, el Índice de la Situación Actual (ISA), uno de los componentes del ICC y que mide la evaluación sobre el presente de la economía, subió un 2,8 por ciento, a 110,9 por puntos. La evaluación de la situación económica local presente fue la más favorable desde septiembre, dijo la FGV. El porcentaje de quienes evalúan la situación como buena subió a un 11,5 por ciento del total, y el que la considera mala quedó en 34,9 por ciento. En septiembre, esos porcentajes habían sido de un 16,6 y un 35,1 por ciento, respectivamente. “La expectativa con relación a la situación financiera de la familia en los próximos seis meses fue la que más contribuyó a la elevación del ICC de este mes”, dijo la fundación. El pesimismo pierde la fuerza De junio a julio, la proporción de los consumidores brasileños que prevén una mejora en la economía aumentó a 35,7 por ciento, desde 32,7 por ciento, mientras que la de los que proyectan una peor situación disminuyó a un 4,8 por ciento, desde el 5,4 por ciento registrado en el sondeo anterior. La Fundación Getulio Vargas realizó el sondeo con base en entrevistas en más de 2.000 domicilios de las siete principales capitales estatales de Brasil entre el primero y 20 de julio.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido