Brinsa tiene la tarea de crecer en el exterior; ya tiene presencia en tres países

La empresa que maneja marcas como Refisal y Blancox, está en el proceso de internacionalizarse. El objetivo es replicar el modelo de negocio que tiene en Colombia y que le ha arrojado resultados.

POR:
mayo 18 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-18

Su Unidad de Negocios Internacional tiene la filosofía de operar como si fuera local pero con sentido global, según Andrés Restrepo Isaza, gerente general de Brinsa.

De esta manera hace dos años, compró dos empresas en Costa Rica y la fusionó con una tercera. Hoy cuenta con el 56 por ciento de la sociedad y el resto es de inversionistas locales.

En ese país tiene una línea de sabor (sal) y otra de snacks en vista de que había una oportunidad de negocio que se podía aprovechar. Se estima que para el 2009 esa filial generará ingresos cercanos a nueve millones de dólares, suma independiente a lo que se exporta a ese país.

Además, desde el año pasado, incursionó en República Dominicana en los negocios de sabor (sal) y aseo.

En esa nación, específicamente, busca el liderazgo en el negocio de la sal porque ha encontrado un mercado poco desarrollado como el que encontró en Colombia hace 15 años, cuando comenzó la empresa.

El objetivo es replicar su modelo de tecnología en la sal y mercadeo, para tomarse el mercado buscando un liderazgo como el que han conseguido en Colombia, dice Restrepo.

La tarea de Brinsa hacia el 2016 es la de sumar 250 millones de dólares en ingresos anuales, siendo la actividad externa el 40 por ciento.

Este año la empresa espera vender en Colombia 300.000 millones de pesos, mientras que el año pasado llegó a los 264.0000 millones.

Al cierre del 2009, el volumen exportado superó las 76.000 toneladas al año, con ventas que están por encima de los 10,5 millones de dólares. Entre sus clientes también está Perú, donde tiene el 46 por ciento del mercado de sal textil.

Manejo de inversiones

En materia de inversiones, Brinsa espera duplicar la capacidad actual de refinación para marzo del año entrante, con la construcción de una nueva refinería que requiere inversiones por 39.000 millones de pesos y capacidad de 220.000 toneladas/año.

Adicionalmente, en octubre próximo pondrá en marcha un turbogenerador que implica una inversión de 19.000 millones de pesos y que le permitirá a ser autosuficiente en energía.

Siga bajando para encontrar más contenido