Británico tiene el mejor trabajo del mundo

Australia/AFP. El británico, Ben Southall, fue seleccionado para realizar el mejor trabajo del mundo, que consiste en vivir durante seis meses en una isla tropical australiana y contar su experiencia en un blog, a cambio de 105.000 dólares.

POR:
mayo 07 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-07

En los últimos días, Southall compitió con otras 15 personas de todo el mundo demostrando su talento en la isla de Hamilton para conseguir un trabajo pagado con 150.000 dólares australianos (unos 105.000 dólares) y alojamiento en una lujosa residencia en la playa con piscina y campo de golf. “Sinceramente no pensaba que ganaría. Había candidatos muy buenos y me sorprendió mucho cuando mi nombre fue pronunciado al final”, dijo Southall. Los jueces se quedaron impresionados con la primera demostración de Southall, quien se tiró en un lago helado de Gran Bretaña para demostrar lo que estaba dispuesto a hacer para promocionar las aguas tropicales de Queensland. Más de 34.000 personas de 200 países habían presentado sus candidaturas. Una respuesta muy superior a la esperada, según la oficina de turismo del Estado de Queensland, que vio su página web colapsada por el alto número de interesados. El ‘celador’ de la isla tendrá por misión tomar el sol, vagar por las playas de arena blanca, explorar los fondos submarinos, efectuar algunos trabajos y alimentar cada semana un blog con fotos y videos que servirá de promoción turística. Los 16 finalistas, que venían de 15 países diferentes, trataron de convencer a un jurado de cuatro profesionales, a través de una entrevista de trabajo y un programa de telerrealidad. Ante las cámaras de una docena de televisiones internacionales, tuvieron que demostrar sus aptitudes nadando en la piscina, buceando en el arrecife, y disfrutando de la comida. Una candidata rusa fue expulsada al descubrirse que rodó un video pornográfico. Beneficios para Australia El responsable de la oficina de turismo de Queensland, Anthony Hayes, indicó que la campaña había generado más de 110 millones de dólares australianos (81 millones de dólares) en publicidad gratuita. Con la caída del número de turistas en Australia a causa de la crisis económica, Hayes explicó que esto representaba un estímulo importante para la economía australiana. 34.000 personas, aproximadamente, de 200 países diferentes se postularon al puesto.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido