Británicos construyen trenes que operarán en Colombia

Las locomotoras las construye la firma Holdtrade en Londres y Chicago, y permitirán transportar a 70 kilómetros por hora carga entre La Dorada-Chiriguaná y Bogotá-Belencito.

Este es una de las locomotoras tipo tanqueros para el transporte de petróleo y petroquímicos que llegarán al país.

Archivo Particular

Este es una de las locomotoras tipo tanqueros para el transporte de petróleo y petroquímicos que llegarán al país.

POR:
diciembre 05 de 2013 - 04:28 a.m.
2013-12-05

Al tiempo que los consorcios colomboespañoles Dracol Líneas Férreas y Unión Temporal Ferroviaria Central reparan los puntos críticos y mejoran los tramos férreos entre La Dorada(Caldas)-Chiriguaná (Cesar) y Bogotá-Belencito (Boyacá), la firma británica Holdtrade construye en sus talleres de Londres, Chicago y Sudáfrica las locomotoras que aterrizarán en octubre del 2015 en los rieles colombianos.

Los ingleses de la compañía más grande del Reino Unido en fabricación de ferrocarriles abrieron en julio pasado oficinas en Bogotá y ya tienen acuerdos con las principales compañías colombianas generadoras de carga para echar andar el tren.

“En La Dorada-Chiriguaná vamos a transportar carbón, petróleo, petroquímicos, vehículos y agroindustria, y por Bogotá-Belencito, cemento y calizas”, afirma Diego Martínez, director de Holdtrade Colombia.

Cada locomotora puede costar al rededor de 3 millones de dólares, y cada vagón entre 2 y 3 millones de dólares, dependiendo de lo que vaya a transportar, petróleo o cemento.

Las máquinas funcionan con diésel y electricidad, y podrán desarrollar una velocidad promedio entre 65 y 70 kilómetros por hora.

“Son ferrocarriles para las condiciones geográficas de Colombia, que tendrán carácter inglés pero con idiosincrasia colombiana”, comenta Martínez.

El directivo de la firma británica explica que los vagones tienen unas especificaciones especiales.

“No son independientes, sino que cada uno jalona al otro: eso implica que tengamos que montar talleres especializados con técnicos certificados en Colombia para ensamblarlos. Hacerlo afuera costaría muchísimo dinero”, dice.

El propósito de Holdtrade es convertir los ferrocarriles colombianos en los más modernos de Latinoamérica. “Más adelante, empezar a exportar conocimiento y tecnología hacia otros países de Suramérica y Centroamérica”, asegura Martínez.

DOS GRUPOS REHABILITAN LOS TRAMOS

El tramo La Dorada – Chiriguaná lo tiene a cargo el grupo Unión Temporal Ferroviaria Central, compuesto por Construcciones Rubau S.A. (33%), Sonacol S.A.S. (33%), Rahs Ingeniería S.A. (33%) y Ferroviaria Central S.A (1%).

A su vez, el tramo Bogotá – Belencito se adjudicó al consorcio Dracol Líneas Férreas, conformado por Dragados IBE Sucursal Colombia (35%), Vías y Construcciones S.A. (35%) y Constructora Colpatria (30%).

Estos corredores férreos cuentan con una longitud total de 875 kilómetros y con su reparación se beneficiará el transporte de carga y pasajeros en los departamentos del centro y nororiente del país.

Tan pronto terminen estos trabajos de reparación, la Agencia Nacional de Infraestructura adjudicará una concesión para aumentar la velocidad de los trenes e incrementar su capacidad de carga.

Christian Pardo Q.

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido