BRÚJULA

BRÚJULA

POR:
mayo 03 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-03

Galbraith Falleció recientemente el economista canadiense John Kenneth Galbraith. Este distinguido egresado de Berkeley (E.U.) logró notoriedad por dos libros que durante años han agitado al mundo intelectual de su especialidad -The affluent society y New Industrial State. En el primer de ellos, publicado en 1958, Galbraith formuló duras críticas al mito de la voluntad soberana del consumidor como principio rector de la economía. Sostiene el autor en esa publicación que el consumismo creó en Estados Unidos un estilo de vida dañino para la sociedad, origen de muchos males a nivel micro y macro. Casi medio siglo después es evidente que en mayor o menor grado el economista tenía razón. En el segundo libro que traemos a colación, publicado en 1967, Galbraith habla de la necesidad de crear bienes públicos, y en particular hace énfasis en la prioridad que se le debe dar a la educación pública. Una vez más el economista se destaca por su visión futurista, en momentos en que sus colegas no le daban a esos temas la importancia que merececían. En sus últimos años Galbraith desarrolló lo que él denominó “una agenda humana para crear una buena sociedad”. En ese nuevo enfoque el profesor va más allá de los postulados tradicionales de la ciencia económica y explora las dimensiones éticas y filosóficas del ser humano, como fuente de inspiración para la construcción de un mundo mejor para todos. Diseño Desde ayer nuestro diario estrena algunos cambios en su diseño. No se trata de un gran rediseño, sino de ajustes menores para facilitar la lectura y hacer más atractivo el contenido. Estas modificaciones obedecen a nuestro compromiso permanente con las mejoras en la calidad -tanto de forma como de fondo.

Siga bajando para encontrar más contenido