BRÚJULA

BRÚJULA

POR:
julio 04 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-04

Tinto amargo Hace apenas unos meses, parecía que la expansión no tenía límite. Pero incluso Starbucks, el gigante de las tiendas de café, está experimentando en carne propia que la realidad puede ser más desagradable que un tinto amargo. Así lo dejó en claro la multinacional estadounidense al anunciar esta semana que cerraría unas 600 tiendas y recortaría cerca de 12.000 empleos, con el fin de enfrentar la menor dinámica de la economía y una competencia cada vez más intensa. Aunque esa cifra puede parecer menor para un conglomerado que tenía 16.226 puntos de venta a finales de marzo, implica una revisión profunda de su modelo de negocio. Y es que hasta hace poco era común encontrar locales de Starbucks a pocas puertas de distancia, abiertos con la idea de que había público suficiente para todos. No obstante, los mayores precios de la gasolina, así como la entrada de las cadenas de comida rápida al negocio parecen haber convencido a los consumidores de que ya no vale pagar sumas exorbitantes por un café, así lo que les sirvan tenga nombres rimbombantes.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido