Brújula / Un cierre positivo

POR:
abril 30 de 2013 - 12:51 a.m.
2013-04-30

La pausa no duró mucho. Y es que ayer las principales bolsas del planeta confirmaron que el cierre de abril no será tan malo como parecía. De hecho, el índice Standard & Poor’s 500, que mide los precios de un vasto conjunto de acciones en la bolsa de Nueva York rompió otra vez su marca histórica en lo que parece significar una nueva oleada de optimismo entre los inversionistas.

No obstante, la fuente del ánimo entusiasta no tiene que ver con que las cosas estén mejorando. Por ejemplo, en Europa la confianza tuvo un retroceso mayor de lo que se pensaba, ante la creencia de que la recesión en el Viejo Continente será prolongada.

Ante ese mensaje, sube la probabilidad de que el Banco Central Europeo decida recortar su tasa de interés en los próximos días, al tiempo que mantiene los mecanismos para irrigar con abundancia a los intermediarios financieros. La creencia de que habrá dinero en abundancia y barato, impulsa el apetito por activos como acciones y bonos.

Adicionalmente, en el campo político hay avances, pues se espera que el primer ministro italiano, Enrico Letta, sea capaz de formar un gobierno, dando término a dos meses de interinidad. Dicho factor influyó en la caída de la prima de riesgo de los títulos de deuda del país mediterráneo.

Mientras tanto, de este lado del Atlántico hay señales mezcladas. De una parte, el gasto de los consumidores se comportó mejor de lo esperado en marzo, mientras que el mercado inmobiliario sigue experimentando una recuperación. Aun así, la percepción es que el desempleo seguirá alto, lo cual llevará al Banco de la Reserva Federal a mantener las llaves abiertas.

Ante tales posibilidades, hay más dinero que opciones de inversión y eso es lo que explica que las bolsas suban, así en el mundo real sigan los problemas.

Siga bajando para encontrar más contenido