Brújula / La difícil labor de trabajar en China

Brújula / La difícil labor de trabajar en China

POR:
marzo 29 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-29

El mercado chino, el más grande del planeta, es sin duda un atractivo al que ninguna empresa se puede resistir. Poder vender sus bienes o servicios en el gigante asiático es, sin duda, una meta que muchos desean alcanzar, pero que sin embargo, puedo no resultar tan dulce como en un principio se pensó.

Un ejemplo de las dificultades que se pueden presentar en el mercado chino es el caso de Google. Hace años, cuando el gigante de Internet aceptó acogerse a los estrictos lineamientos de censura que dictamina Pekín para acceder al mayor universo de cibernautas dentro de un país, cientos de defensores de la libertad de expresión alzaron sus voces de protesta. Google parecía arrodillarse ante la censura con tal de llegar al jugoso mercado chino.

Ahora, cuando Google ha anunciado que se va del país porque ha sido víctima de ciberataques y por la censura gubernamental, los mismos que antes protestaban ahora celebran la decisión, mientras que el motor de búsqueda hace de nuevo sus cuentas, ya sin, el inmenso ciberuniverso del gigante asiático.

Ayer (lunes), en un juzgado de Shanghái, se dio una nueva muestra de los complicado que puede ser llegar a consolidarse en un mercado fuertemente regulado por el Gobierno. Cuatro ejecutivos de la minera australiana Rio Tinto fueron declarados culpables de soborno y de robo de secretos comerciales. Los funcionarios pasarán entre 7 y 14 años tras las rejas.

Aunque Australia aceptó que había pruebas suficientes para condenar a los empleados de la minero, lo que queda claro es que las leyes de Pekín son mucho más estrictas que en el resto de países del mundo. Una razón más por la cual las empresas, que ven en China su tabla de salvación para consolidar su recuperación de la crisis, tiene que analizar a qué se pueden enfrentar.

Mensajes al Director:
ricavi@portafolio.com.co

Siga bajando para encontrar más contenido