Brújula / El dulce negocio entre Kraft y Cadbury

Brújula / El dulce negocio entre Kraft y Cadbury

POR:
enero 19 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-19

Al final el poder de la chequera pudo más que 200 años de tradición. Después de varios intentos fallidos, Kraft Foods, el gigante estadounidense de la industria alimenticia, logró que las directivas de la inglesa Cadbury aceptaran su oferta de compra. Roger Carr, presidente de Cadbury (firma que pronto cumplirá dos siglos de existencia), había señalado que las pasadas ofertas de Kraft eran muy 'tacañas', sin embargo, esta vez los 18.900 millones de dólares que puso la estadounidense sobre la mesa fueron suficientes para dar el sí.

Pero más allá de la buena tajada que haya podido sacar la compañía inglesa en su venta a Kraft, el negocio revela que las fusiones vuelven a estar a la orden del día como herencia de la crisis que ya está quedando atrás, sobre todo, en aquellas empresas que quedaron mal paradas y que buscan cómo sobrevivir.

Por supuesto, en el caso de Cadbury los balances no mostraban una cercanía a la bancarrota, pero, ante las turbulencias el fabricante de golosinas encontró al mejor aliado.

En los más diversos sectores de la economía las fusiones son protagonistas. En la industria automotriz, por ejemplo, los movimientos han sido intensos; lo mismo ha sucedido con los grandes laboratorios que buscan socios en el mundo; también la industria minera ha anunciado acuerdos entre rivales acérrimos; y las aerolíneas igualmente se han sentado a discutir alianzas para sobrevivir.

Justamente la falta de un socio de peso fue la que aceleró la bancarrota de la compañía aérea Japan Airlines (JAL), que ayer solicitó un pedido de protección de quiebra ante la imposibilidad de responder por una deuda de casi 25.000 millones de dólares. Las estadounidenses Delta y American Airlines habían mostrado interés en JAL, sin embargo, nada se concretó y las alas de las japonesa terminaron por quebrarse.

Siga bajando para encontrar más contenido