Brújula/ Un salto en septiembre

Finanzas
POR:
noviembre 07 de 2014 - 12:44 a.m.
2014-11-07

No hay duda de que los analistas se sorprendieron después de que el Dane hiciera público su reporte con respecto al comportamiento del Índice de Precios al Consumidor en octubre. De acuerdo con la entidad, el alza en la canasta familiar fue 0,16 por ciento en el mes, un dato que más que duplicó las apuestas que habían hecho los expertos.

Como consecuencia de esa situación, la inflación en lo que va del 2014 llegó a 3,2 por ciento, ligeramente por encima de la mitad del rango fijado como meta por el Banco de la República y casi un punto y medio más que el acumulado del año pasado.

A pesar de la aceleración observada, la calma persiste. Para comenzar, la base de comparación es inusualmente baja y en medio de las dinámicas actuales, lo sucedido era muy factible. De hecho, el Emisor insinuó en su comunicado más reciente que podía pasar algo así.

No obstante, vale la pena examinar cuáles son los capítulos que tienen la mayor responsabilidad en esta materia. Al respecto, es claro que el de los alimentos es el renglón de los mayores saltos, con un guarismo de 4,5 por ciento. Un poco más lejos están educación, vivienda y salud, que también contribuyen a elevar el promedio.

Cuando las cosas se observan desde otro ángulo, es imposible pasar por alto que la categoría de bienes y servicios regulados, con un incremento del 4,67 por ciento, es la que avanza más. Las tarifas de transporte, gas o energía han crecido, aunque es de esperar que la caída en el valor del galón de la gasolina, que empezó a regir hace unos días, permita tener cierto margen de maniobra.

Quizás por ello, y ante los vientos que pueden enfriar a la economía, las autoridades se deberían quedar quietas. Sin desconocer lo sucedido, en lo que hace a los precios no hay motivo de alarma.

ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto