BRÚJULA Cada vez más lejos

No es la primera vez que sucede y seguramente tampoco será la última. Claro que esa afirmación no le sirve de consuelo al presidente ecuatoriano Rafael Correa, quien el pasado 15 de noviembre fue sometido a un trato descortés por parte de las autoridades de inmigración de los Estados Unidos cuando hacía una escala técnica en Miami. El mandatario había llegado para tomar un vuelo con dirección a Arabia Saudita con el fin de asistir a la reciente cumbre de la Organización de Países Productores y Exportadores de Petróleo. En el proceso de cambio de avión fue "invitado" a una revisión de seguridad, a lo cual se negó debido a que los protocolos internacionales le dan inmunidad.

POR:
noviembre 26 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-26

Al cabo de unos minutos de tire y afloje Correa abordó su vuelo, pero a las pocas horas la cancillería ecuatoriana produjo una fuerte nota de protesta. Y aunque el gobierno de los Estados Unidos presentó las disculpas del caso, la rabia continuó. Tanto que Ecuador afirmó que se reservaba el derecho de darles el mismo tratamiento a los funcionarios norteamericanos que pasen por su territorio, un elemento que se suma a la fuerte tensión entre dos naciones que eran amigas y ahora están cada vez más distantes.

Siga bajando para encontrar más contenido