Un buen comienzo | Finanzas | Economía | Portafolio

Un buen comienzo

El fuerte temporal que viene azotando a los mercados financieros en Europa y cuyo coletazo se ha sentido en todas las bolsas de valores, incluyendo a la colombiana, ha relegado a un segundo plano los resultados de Ecopetrol durante el primer trimestre del 2010. Según lo informó la compañía, las ventas consolidadas aumentaron 95 por ciento en comparación con igual periodo del año previo, hasta llegar a 10,2 billones de pesos. Al mismo tiempo, la utilidad operacional saltó 240 por ciento, mientras que las ganancias antes de pago de intereses, impuestos y cargos por depreciación lo hizo en 154 por ciento, al sumar 4,4 billones de pesos.

POR:
abril 29 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-29

Por su parte, el avance de las utilidades netas fue de un más modesto 22 por ciento, ocasionado sobre todo por temas cambiarios. En la primera parte del 2009 el peso se devaluó frente al dólar ante los temores que circundaban a las economías emergentes, lo cual valorizó, en moneda local, fondos que estaban en el extranjero. Pero más allá de esas explicaciones puntuales, el resultado es muy alentador. Así ocurre con el escenario internacional, que es mucho más favorable debido al aumento en los precios del crudo. La reactivación de la demanda global que siguió al fuerte descalabro de hace un año, ha llevado las cotizaciones a niveles superiores a los 80 dólares por barril. Dicho repunte ha sido gradual, ya que el promedio entre enero y marzo fue de 78,7 dólares el barril para la variedad del Golfo de México, que equivale a un incremento cercano al 83 por ciento. En medio de esa realidad, Ecopetrol logró mejorar el valor promedio de su canasta de productos exportados, que se vende un poco por debajo debido a la presencia de crudos pesados. Esta pasó de 33 a 69,4 dólares, con un alza del 110 por ciento. A su vez, el ritmo de bombeo va por buen camino. En el primer trimestre la producción promedio de todo el grupo ascendió a 586.400 barriles diarios, un 27,1 por ciento más que 12 meses atrás. Si bien parte de esa dinámica tiene que ver con las adquisiciones hechas en los últimos meses, cuando se observa sólo a Ecopetrol, dicha cifra fue de 553.200 barriles, 20,9 por ciento por encima de lo registrado en el 2009. Semejante evolución cayó bien entre los analistas, pues todo indica que la empresa va bien en su propósito de llegar al millón de barriles diarios en el 2015. Por otra parte, hay que subrayar el aumento en las inversiones que llegaron a 804 millones de dólares con un incremento de 31 por ciento. Casi dos terceras partes de esa suma se destinó a la producción, en tanto que el saldo fue distribuido entre transporte, refinación y exploración. A pesar de esa subida y del mayor ritmo previsto en el 2010, causó buena impresión que la posición de caja de la compañía es tan fuerte que no será necesario utilizar los cupos de endeudamiento aprobados, algo que podría ocurrir solamente a finales del próximo semestre. Todo esto constituye un conjunto de buenas noticias para los colombianos. De un lado, lo ocurrido es un aliciente para los más de 400.000 accionistas que han visto valorizarse el título de la empresa. Del otro, las perspectivas son muy buenas si se tiene en cuenta que los precios deberían mantener una ligera tendencia al alza y que la producción también sigue su marcha. Por tal motivo, y sin hacer las cuentas de la lechera, hay quienes le apuntan a un crecimiento significativo en las utilidades, lo cual, de paso, será una muy buena noticia para el próximo Gobierno. No hay que olvidar que tanto por el pago de impuestos de renta como por lo que genera de dividendos, Ecopetrol es la fuente principal de ingresos de las finanzas públicas. A lo anterior hay que agregar la expectativa de nuevos hallazgos, aparte del campo Quifa en los Llanos, con un potencial confirmado de al menos 30.000 barriles diarios. La intensa actividad exploratoria dentro y fuera de Colombia debería rendir frutos, mientras que obras clave, como la Refinería de Cartagena, siguen su marcha. Pero al tiempo que eso ocurre, es necesario que los funcionarios públicos y los candidatos presidenciales dejen de hablar de Ecopetrol y crear expectativas innecesarias sobre una empresa que marcha bien y que necesita que, por ahora, le permitan trabajar en silencio. "Las cifras del primer trimestre confirman que las perspectivas de Ecopetrol son muy buenas, si se tiene en cuenta que los precios deberían mantenerse altos y que la producción también sigue su marcha".ADRVEG

Siga bajando para encontrar más contenido