Buen repunte de PIB regional en zonas mineras y petroleras

Buen repunte de PIB regional en zonas mineras y petroleras

Finanzas
POR:
octubre 12 de 2012 - 05:00 a.m.
2012-10-12

Con el auge mineroenergético que vive el país, es apenas normal que los departamentos donde están localizados estos recursos registren las mayores tasas de crecimiento del producto iInterno bruto (PIB). Es el caso, por ejemplo, del Meta y Casanare, hoy los mayores productores de petróleo en Colombia, que lideraron el año pasado el crecimiento del PIB, con 19,7 y 15,1 por ciento, respectivamente, muy por encima del PIB nacional, que tuvo un incremento de 5,9 por ciento. En contraste, otros departamentos que, como Arauca, que en su momento fue el mayor productor del hidrocarburo, y Córdoba, con su abundante y reconocida riqueza de ferroníquel, presentaron caídas en el PIB, de 1,3 y 4,1 por ciento. La divulgación ayer por el Dane del comportamiento del producto departamental fue destacada por el director de la entidad, Jorge Bustamante, como una herramienta clave para los gobernadores y alcaldes en sus trabajos de planeación y el diseño de los planes de desarrollo. Incluso, el acelerado crecimiento del PIB de explotación de minas y canteras, que fue 14,3 por ciento el año pasado, y de los departamentos productores, llevó al directivo a afirmar que "sí hay una locomotora minera", sumándose a igual expresión del viceministro de Minas, Henry Medina, quien agregó que ella avanza, aunque no con la velocidad ideal. Esto, en contraposición a lo dicho por el director de la Cámara de Asomineros de la Andi, Eduardo Chaparro, quien manifestó que no hay tal locomotora. Más allá de ese debate que pueda coger vuelo, lo que evidencian las cifras es que hay unos departamentos cuyo PIB está 'disparado' y otros que están francamente rezagados de esa dinámica: Vichada y Quindío no alcanzaron ni siquiera 1 por ciento, mientras que Guainía, Amazonas, Sucre, Tolima y Vaupés registraron crecimientos entre 1,4 y 2,6 por ciento. La nueva forma como se distribuyen las regalías es un poderoso instrumento en manos de los mandatarios de las regiones que no tienen estos recursos naturales para equilibrar y mejorar su crecimiento. El crecimiento por departamentos y sectores debe ser balanceado, apunta Mauricio Hernández, del departamento de investigaciones económicas del BBVA, porque cuando ese crecimiento es desigual, es menos sustentable y menos sostenible.