Qué tan bueno es el canje de los Títulos de Tesorería

El canje no ha hecho más que confirmar la necesidad de prorrogar los vencimientos.

Finanzas
POR:
abril 27 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-27

El Gobierno Nacional anunció con bombos y platillos haber realizado un exitoso canje de deuda la semana pasada, en donde promulgó la gran aceptación de la misma y un mejoramiento notable en el Plan Financiero del 2010.

Sin embargo, en el Observatorio Financiero Internacional de la Universidad Nacional (Ofin), analizamos esta operación, y lo comparamos con otras similares que han ocurrido durante estos meses. Lo que vemos a primera vista es que el exitoso canje no hizo más que confirmar la creciente necesidad de las autoridades monetarias por prorrogar vencimientos.

Hacia finales del 2009, tras una sorpresiva ampliación de la meta del déficit de 1.400 millones de pesos (aproximadamente 0,3 por ciento del PBI), el Gobierno debió recurrir a financiamiento adicional con colocaciones de TES hasta por un monto de 2.000 millones de pesos de manera de no alterar el programa de colocaciones de deuda de 2010.

El canje de deuda, postergó vencimientos de TES en 2010, 2012, 2013 y 2014 a 2013, 2017 y 2023, dando un aire importante a la próxima administración. Cabe destacar que los TES rescatados eran a tasa fija, y las nuevas emisiones son a tasa indexada por Unidad de Valor Real (UVR), la cual se mantendrá baja siempre y cuando la inflación se mantenga bajo control, toda vez que la UVR se calcula con base en el Índice de Precios al Consumidor.

Esta decisión de postergar pagos, consiste en aplazar un problema para las generaciones y administraciones futuras, por lo que no deberíamos estar tan satisfechos, sino más bien preocupados, pues es un claro indicio de que las posibilidades de pago se han reducido.

A pesar de lo expuesto, Colombia cuenta hoy en día con gran acceso al mercado de deuda internacional, lo que le da la ventaja de colocar diversos activos a variados plazos a tasa mucho más bajas que el resto de los países latinoamericanos.Clara muestra de ello es lo sucedido en las últimas semanas cuando varios países han salido nuevamente al mercado de deuda internacional.

El caso más resonante es el de Argentina. Desde fines del 2009 el ministro de Economía, Amado Boudou, trabaja en una reapertura del canje de deuda en default que mantiene el país desde el 2001. La reapertura del canje ha generado una increíble alza en los bonos, con la consecuente caída de la prima exigida a ellos.

Así, si bien aún no se han concretado nuevas colocaciones, se espera que sean a tasas menores al 10 por ciento, lo que significaría una disminución de 500 puntos básicos respecto a las colocaciones realizadas en 2008.

De todas formas, el gobierno Argentino hace uso y abuso de las arcas y superávits de organismos públicos puesto, que coloca distintos bonos y títulos casi sin dar cuenta de ello. Es así como, por ejemplo hace algunas semanas se supo que el Gobierno argentino realizó dos operaciones de financiamiento con el estatal Banco de la Nación Argentina por un total de 5.050 millones de pesos (unos 1.290 millones de dólares), según informó en el Boletín Oficial.

Los especialistas del Ofin esperan que no se tome este tipo de comportamientos como ejemplo para colocaciones futuras por parte de las autoridades colombianas. Como caso emblemático, Perú captó 947,3 millones de soles (330 millones de dólares) en el mercado con la reapertura del bono 2042, en una operación que forma parte de un canje de deuda realizado hace algunas semanas.

Chile planea recaudar este año 1.500 millones de dólares en los mercados internacionales de capital con la venta de dos bonos a 10 años para financiar parte de la reconstrucción posterior al terremoto.

Volviendo a nuestro país, Colombia también ha realizado nuevas emisiones este año. En la primera semana de abril, la nación colocó en el mercado internacional de capitales un nuevo bono TES Global denominado en pesos y pagadero en dólares a 11 años con vencimiento en 2021, por un monto nominal total de 1,5 billones de pesos (equivalentes a 800 millones de dólares aproximadamente), recibiendo ofertas totales por cerca de 4,6 veces el monto nominal para emitir.

El bono con vencimiento el 14 de abril de 2021 y cupón de 7,75 por ciento fue emitido a par y su rendimiento resultó inferior en 83 puntos básicos respecto de los TES locales con vencimiento en julio 24 de 2020. El cupón del nuevo bono TES Global con vencimiento en 2021 se mantiene dentro de los niveles mínimos históricos de colocación de la nación y es el más bajo de las colocaciones de TES Globales que la nación ha realizado hasta el momento.

Con esta emisión, la deuda externa de Colombia superó los 47.037 millones de dólares en los primeros cinco meses de este año, lo que representa el 22,4 por ciento como porcentaje del PIB (producto interno bruto).

Las curvas de las tasas

Se destacan los casos de Argentina, con una disminución del 63 por ciento y de Uruguay, con una baja del 67,7 por ciento. En el caso de Colombia, la tasa de rendimiento por sobre los bonos del Tesoro Americano ha caído 262 puntos básicos.