Buenos augurios

Buenos augurios

POR:
octubre 30 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-10-30

Mientras el país vuelve de nuevo a la normalidad y quedan atrás las anécdotas de la reciente temporada electoral, en otros ámbitos el proceso de hacer cuentas sigue su marcha. No obstante, esta labor no tiene relación alguna con expresiones tan particulares como la definición del umbral o la cifra repartidora, sino con los balances empresariales que dan ya una idea bastante clara sobre los resultados de un año al que le quedan escasos dos meses de existencia. Así las cosas, los estados financieros hasta septiembre, de un buen puñado de las compañías de mayor tamaño, indican que los beneficios de 2007 serán muy satisfactorios, con saldos positivos en las más diversas áreas de la actividad económica. Tal es el caso del sector financiero, cuya recuperación del pequeño bache que experimentó en el 2006 es evidente. Según datos de la Superintendencia Financiera, en los nueve primeros meses del año los activos consolidados de todas las instituciones aumentaron 15,6 por ciento hasta llegar a 390,8 billones de pesos, mientras que el patrimonio creció 14,4 por ciento y las utilidades alcanzaron 6,4 billones de pesos, 985.130 millones más que 12 meses atrás. Buena parte de lo ocurrido tuvo que ver con los establecimientos de crédito, cuyos activos tuvieron un incremento de 19,5 por ciento, resultado directo de un alza de 28,9 por ciento en la cartera, alimentada por la fuerte demanda de préstamos. Esa mayor concentración en el negocio de intermediación de dinero, permitió que las utilidades de estas entidades aumentaran en 703.324 millones de pesos frente al saldo de un año atrás, cifra que equivale a un aumento de 29,9 por ciento. Dicho lo anterior, y contrario a lo que pudiera pensarse, los mejores índices los siguen conservando las administradoras de fondos y de cesantías, cuya rentabilidad patrimonial llegó a 25,2 por ciento al cierre del tercer trimestre y cuya rentabilidad sobre activos alcanzó 19,4 por ciento. En contraste, los mismos indicadores para las instituciones de crédito fueron 20,3 y 2,3 por ciento, respectivamente. Pero más allá de esas variaciones, es indudable que no hay mayores motivos de preocupación en la mayoría de actividades, quizás con la única excepción de las casas de cambio, que acumulan un elevado saldo en rojo. Por su parte, el sector real también tiene razones para estar satisfecho, como lo comprueban las estadísticas disponibles y los resultados individuales. En efecto, una muestra de 20 compañías concentradas en ramos diferentes de la producción revela un aumento de activos de 15,2 por ciento y utilidades superiores en 12,6 por ciento, al cierre de septiembre. Esa evolución concuerda con cifras del primer semestre para 150 sociedades emisoras de valores, cuyos indicadores resultaron muy similares. Como si lo anterior no fuera evidencia suficiente, la más reciente encuesta de Fedesarrollo mostró que el nivel de confianza de los industriales va al alza, que el uso de la capacidad instalada también y que las condiciones económicas y sociopolíticas para la inversión tienen un comportamiento favorable. Por todo lo anterior, es claro que los buenos tiempos continúan y que estos tienen su expresión en los estados financieros del sector privado. Si bien es cierto que en materia económica el elevado crecimiento correspondiente a la primera mitad del año debe ser algo más moderado el actual semestre, cifras superiores al 5 por ciento anual son muy buenas y hacen prever que el ciclo expansivo seguirá su marcha en los meses por venir. Para que los buenos tiempos se prolonguen más, resulta indispensable que el entorno sea el adecuado, sin sorpresas venidas de otras latitudes, ni crisis institucionales. Pero el buen ritmo de la inversión privada y los elevados saldos en negro de la mayoría de las empresas permiten augurar, por lo menos para el 2008, que las ‘vacas gordas’ seguirán ganando peso en el territorio nacional. Los resultados empresariales hasta septiembre, tanto en el sector financiero como en el real, son una comprobación adicional de que la economía va por buen camino”.

Siga bajando para encontrar más contenido