Buscan mayor alcance celular para las zonas rurales

Compañías de telecomunicaciones están produciendo torres de transmisión baratas, simples y de bajo consumo de energía

POR:
julio 24 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-24

A medida que la industria de las telecomunicaciones se prepara para alcanzar a miles de millones de potenciales usuarios de telefonía celular en países en desarrollo, una nueva empresa sueco-india ha desarrollado un innovador equipo: una torre de radio que construye el propio usuario y que consume la misma
cantidad de energía que un bombillo.

Durante años, las operadoras de telecomunicaciones han estado tratando de adentrarse en las áreas rurales de América
Latina, Asia, África y Oriente Medio, áreas con grandes oportunidades de crecimiento en momentos en que las zonas urbanas ya están saturadas. Alrededor de 2.000 millones de nuevos abonados empezarán a usar teléfonos celulares en los próximos cinco años, y el 80% de ellos viven en mercados emergentes, según cálculos de analistas. A pesar de eso, extender
las redes de telecomunicaciones hasta pueblos sin un suministro eléctrico fiable y donde los residentes tienen muy poco dinero que gastar obliga a un replanteamiento tecnológico.

En la actualidad, para operar redes de telefonía celular en áreas remotas, las empresas de telecomunicaciones combinan sus estaciones base ¿ la torre de transmisión radial que es el núcleo de la red ¿ con baterías y generadores que funcionan con diesel.

Esto es costoso y poco práctico, ya que el combustible supone un 65% del costo de operar una estación base típica.

VNL, que tiene oficinas en Estocolmo y Nueva Delhi, ha pasado los últimos cuatro años desarrollando una estación base simplificada que funciona con paneles solares y requiere sólo una fracción de la electricidad de una estación base típica.

Sin embargo, convencer a los operadores para que compren una estación base rudimentaria fabricada por una empresa nueva no será fácil.

VNL es una de muchas compañías que está tratando de desarrollar tecnología para áreas rurales pobres. Los gigantes de las telecomunicaciones Telefon AB L.M. Ericsson, Alcatel-Lucent y Motorola Inc. están trabajando para conseguir que los dispositivos
actuales funcionen con menos electricidad o con fuentes de energía renovables.

Ericsson y Alcatel-Lucent han instalado por separado unas 400 estaciones base en países africanos, incluyendo Senegal y Uganda.

En India, Ericsson ha instalado unas 40 estaciones base que funcionan con biodiesel, esencialmente aceite de cocinar reciclado. Las compañías no revelaron los costos, pero ambas estaciones necesitan personal técnico para instalarlas y demoran unas semanas.

La estación base de VNL costará US$3.500 y funcionará con 100 vatios, más o menos lo que usa un bombillo, algo que la compañía consiguió usando chips para automóviles y electrodomésticos en lugar de los chips de computadora que se suelen utilizar. En contraste, las estaciones GSM más usadas en la actualidad
cuestan entre US$40.000 y US$100.000. Los modelos de más bajo consumo energético requieren 600 vatios; otros necesitan hasta varios miles de vatios.

"Empezamos con una hoja en blanco, y nos propusimos diseñar tecnología adaptada para el entorno rural", dice el presidente ejecutivo de VNL, Anil Raj, un antiguo ejecutivo de Ericsson.

El equipo viene con un manual con diagramas para que sea fácil de armar. Tiene sólo un botón, usado para encenderla. Una vez que se levanta el poste, la estación base pita intermitentemente hasta que la antena se rota manualmente para que esté en la dirección de la red móvil. Cuando la antena está alineada, el pitido se vuelve constante.

Contratos a la vista

La tecnología VNL está empezando a probarse sobre el terreno. La empresa recientemente firmó un acuerdo con Quippo Infrastructure Equipment Ltd., una compañía india de infraestructura móvil, para probar la estación base en el norte de India. VNL dice que espera firmar contratos con teleoperadoras indias en el próximo año.

Se espera que India tenga el crecimiento más rápido en abonados en los próximos tres años, seguida por China, según Pyramid Research, firma de investigación de mercado de Cambridge, Massachusetts.

Además de impulsar los resultados de las empresas de telecomunicaciones, los servicios de telefonía celular baratos prometen cambiar la vida cotidiana en las comunidades
rurales en todo el mundo.

Entrevistado por VNL, Majid Kahn, un contratista de construcción
del pueblo de Deorhi, a 200 kilómetros de Nueva Delhi, dijo que su productividad se ha incrementado sustancialmente desde que hay una estación base en su localidad. Ahora puede llamar a sus trabajadores en lugar de manejar hasta sus casas cuando tiene que hablar con ellos.

Siga bajando para encontrar más contenido