Buscan semillas de mejor calidad

Las instituciones públicas o privadas que estén interesadas en el proyecto harán una visita técnica a Perú, donde son visibles los resultados del trabajo realizado.

POR:
abril 02 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-02

Una alianza entre el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la Universidad del estado de Iowa acercará a los productores agrícolas del Huila y del Tolima a las semillas de alta calidad.

La iniciativa tiene como propósito apoyar proyectos entre las instituciones públicas, las universidades y las empresas privadas para promover proyectos, en el mediano y largo plazo, que desarrollen genotipos mejorados a los que tengan acceso los productores.

En la socialización de esta propuesta, el investigador de la Universidad de Iowa, Joseph E. Cortés, expuso un modelo desarrollado en Perú, que tuvo como resultado la creación de más de 80 empresas de semillas en dos décadas de trabajo.

"En Perú se crearon, para empezar, cinco empresas de semillas; cuatro años después, había 35 compañías y luego de 20 años hay más de 80 de estas entidades. Eso es lo que creemos que necesita Colombia y especialmente en algunos de los sectores más productivos del país", destacó.

Cortés, que se desempeña como líder del programa global de semillas de esa universidad, resaltó que el objetivo de estas dos instituciones es mostrar que sí puede hacerse. "Hemos escogido al Tolima y al Huila para este proyecto piloto; después, en una segunda fase, trabajaremos en otros departamentos de Colombia".

Socio estratégico

Por su parte, Christopher A. Hansen, subdirector general del IICA, destacó que el Huila es un socio estratégico para el instituto ya que, a través de las iniciativas llevadas a cabo en el departamento, observaron la actitud y capacidad, no sólo de los productores, sino de los gremios y los gobiernos locales para implementar nuevas tecnologías.

"También hemos visto que la seguridad alimentaria es un tema más local. Nosotros trabajamos en las políticas nacionales, pero concluimos que, para llegar al terreno, a nuestra población objetivo, que son los pequeños y medianos productores, con tecnologías y soluciones para aumentar sus ingresos, tenemos que hacerlo más cerca de los campesinos", agregó.

La Universidad de Iowa, a través del Centro de Ciencias de las Semillas, ha creado modelos que conjugan dos aspectos: la participación del sector privado en la creación de nuevas empresas y la orientación a los pequeños y medianos productores.

"Estos dos componentes -algunas veces- es muy complicado combinarlos, pero con investigación en semillas pueden traerse nuevas tecnologías y aumentar ingresos de los productores", sostuvo Hansen. Aunque no están inclinadas a un cultivo en particular, uno de los proyectos que estas dos instituciones han visto con interés es la producción de maíz y fríjol en la zona cafetera.

Esta iniciativa ha unido a dos grandes gremios de la producción agrícola, Fenalce y la Federación Nacional de Cafeteros y la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales (Fenalce), que han diseñado paquetes tecnológicos.

De acuerdo con el subdirector general del IICA, el próximo paso es consolidar la iniciativa creando una comisión entre las instituciones para estudiar cuáles serán los proceso y las metas a mediano y largo plazo. Si todos están de acuerdo, se diseñará un plan de acción y asignarán responsabilidades.

"Después de esto, invitaremos a los que estén interesados en este proyecto para que visitemos el Perú y conozcan allí, de cerca, el trabajo que ha realizado la Universidad de Iowa desde hace 20 años y analizar qué parte podemos adaptar", concluyó.

Más materiales para los cultivos de café y de maíz

El ingeniero agrónomo Hugo Alfonso Delgado Rojas, coordinador seccional de la Federación Nacional de Productores de Cereales y Leguminosas (Fenalce) y jefe del Departamento de Semillas de este gremio, afirmó que los convenios de café y maíz y de café y fríjol han sido las iniciativas más exitosas que ha desarrollado la Federación Nacional de Cafeteros en el país.

Este programa comenzó con 1.800 hectáreas semestrales y hoy va en alrededor de 3.300, es decir, que se cultivan cerca de 6.800 nuevas de maíz en la zona cafetera.

En cuanto al fríjol, se cultivan unas 4.400 hectáreas especialmente el genotipo 'Calima' en las mismas áreas.

Delgado Rojas aseguró que el convenio ha entregado semillas desarrolladas específicamente para la zona cafetera, en cuanto al cultivo de maíz.

El primer genotipo para estas áreas, en convenio con la Federación y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maiz y Trigo (Cimmyt), fue la variedad de maíz ICA B305, que reporta rendimientos mínimos de cuatro toneladas por hectárea, aunque hay zonas donde ha llegado hasta seis toneladas.

En maíz blanco se trabajó la variedad ICA B354.

"Sin embargo, no nos quedamos ahí y el convenio de investigación presentó, desde hace tres años, el primer híbrido de maíz específico para la zona cafetera: el FNC 3056, un grano blanco de altísimo rendimiento.

"Hemos logrado, intercaladas con café, producciones de hasta ocho toneladas. Es resistente a las principales enfermedades de la zona cafetera: las royas y la mancha de asfalto, entre otras", explicó Delgado.

Recientemente, los cafeteros y Fenalce desarrollaron el maíz FNC 318 de grano amarillo, de alto rendimiento cuya semilla ya se ha entregado, experimentalmente, al Comité de Cafeteros del Huila y a algunos agricultores en Colombia.

Este genotipo será comercializado en todo el país a partir de este año.

El maíz, sin duda, es el cultivo más extendido en todo el país, pues se siembra desde pequeñas áreas (blanco) para la seguridad alimentaria de las familias y en grandes áreas (amarillo) para uso industrial, como la fabricación de alimentos balanceados para animales. Esate semestre se sembrará en Córdoba, Tolima, Huila y Valle del Cauca.

FAUSTO MANRIQUE HORTA
ESPECIAL PARA TIERRAS & GANADOS

Siga bajando para encontrar más contenido