Buscarán exportar café, petróleo, carbón y ferroníquel con mayor grado industrial

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, asegura que aunque el Gobierno se ha trazado una ambiciosa agenda de negociaciones con bloques internacionales como Efta y la Unión Europea, no ha perdido de vista los mercados latinoamericanos y por esta razón está reforzando los lazos comerciales en la región.

POR:
noviembre 14 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-14

Esta estrategia lo ha llevado a consolidar una negociación comercial con Chile, que está pendiente de aprobación por parte del Congreso colombiano; la ampliación del acuerdo que existe con México; la profundización con Perú en temas de inversión y servicios y la búsqueda de la reincorporación de Venezuela a la Comunidad Andina de Naciones, entre otras iniciativa. Adicionalmente, el país negoció un acuerdo comercial con los países del Triángulo Norte de Centroamérica; avanza en su integración en el Plan Puebla Panamá; promovió la creación del Foro sobre la Iniciativa del Pacífico Latinoamericano. También se avanza en la profundización de sus relaciones comerciales con el Mercosur y buscará tratados comerciales con República Dominicana y Costa Rica. De otra parte, el jefe negociador, Ricardo Duarte, asegura que promover una mayor agregación de valor no implica que el país deje de vender petróleo, café, carbón y ferroníquel, que hoy son los cuatro bienes primarios que mayor salida tienen en el exterior, sino que estos tengan un mayor grado de industrialización. Duarte considera que en unos años ya las exportaciones colombianas no deben medirse por la clasificación actual de tradicionales o no tradicionales, sino más bien tendrá que haber un nuevo sistema para codificar los bienes que se exporten por mayor o menor agregación de valor. Y es que en materia industrial, el país tiene aún mucho camino por recorrer. Mientras las economías de los países más desarrollados del mundo que hacen parte de la Ocde tuvieron un intercambio comercial de bienes industriales superior al 65 por ciento en el último lustro, en América Latina esta cifra apenas llegó al 9 por ciento. Incluso, la mayor diversificación de exportaciones la ha alcanzado el país en los mercados vecinos y no precisamente en los de más países desarrollados. Aunque algunos empresarios atribuyen esta baja dinámica a la similitud de las exportaciones entre los países latinos, la respuesta podría estar en la poca diferenciación con la que se producen los bienes industriales. Expertos internacionales coinciden en afirmar que si los países de América Latina aprovecharan sus acuerdos comerciales para crear clusters regionales, podrían adquirir mayor competitividad y eficiencia en sus operaciones y captar mayores flujos de inversión.

Siga bajando para encontrar más contenido