Bután crea indicador de Felicidad Nacional Bruta

El pequeño reino de Bután, que acaba de coronar a su nuevo monarca, planea el bienestar de sus ciudadanos a través de un insólito indicador: la Felicidad Nacional Bruta.

POR:
noviembre 11 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-11

“Un país no es bueno o está desarrollado porque tenga mucho dinero, sino porque la gente viva feliz unida y se preocupe por los demás”, expone el secretario butanés de Salud, Gado Tshering. El GNH, siglas en inglés de este original indicador, tiene cuatro pilares, según Tshering: la conservación de las costumbres locales, el cuidado por el medio ambiente, el buen gobierno y el crecimiento económico. Para velar por su correcto desarrollo, el Gobierno ha creado un organismo específico: la comisión planificadora del GNH. El secretario de Salud subraya que, aunque la felicidad no se puede medir en términos cuantitativos, la comisión evalúa el crecimiento de la Felicidad Nacional Bruta en virtud de la evolución de estas cuatro bases. “Un país tiene que apreciar más el concepto de felicidad que el concepto financiero o económico”, sostiene Tshering. El concepto de Felicidad Nacional Bruta fue acuñado por el cuarto dragón de la dinastía Wangchuck, Jigme Singye, padre del rey recién coronado. “El pueblo ha alcanzado los objetivos de la Felicidad Nacional Bruta”, proclamó en su discurso Jigme Khesar Wangchuck. Y nada parece alterar la complacencia de los apenas 600.000 habitantes del reino del Himalaya, que se deshacen continuamente en elogios hacia su rey. Pero en el terreno de las libertades civiles, Bután es aún muy joven, ya que celebró sus primeras elecciones democráticas en marzo. El jueves pasado vio la luz el Bután Hoy, el primer periódico que se publicará a diario, pues solo hay dos rotativos de carácter semanal y quincenal. Además de la felicidad, una de las constantes en los mensajes de la monarquía es la homogeneidad cultural: las autoridades han instado históricamente a los ciudadanos a que vistan el tradicional ‘go’, una especie de quimono hasta las rodillas típico de las etnias del centro y el norte de Bután, en especial de la dominante, drukpa o dragón. En eventos como la coronación del rey se hace más visible la intervención de las autoridades, que llamaron durante varios días en la televisión pública a celebrar el advenimiento oficial del nuevo monarca con paz, armonía y felicidad y cortaron las redes de conexión móvil durante varios días por motivos de “seguridad”. EFEWILABR

Siga bajando para encontrar más contenido