El buzón de EL TIEMPO

La semana anterior, en un editorial titulado ‘Justicia’ farandulera EL TIEMPO criticaba la supuesta falta de rigor periodístico del Canal RCN por la emisión del polémico video de la tristemente célebre ex presentadora de televisión Virginia Vallejo.

POR:
agosto 02 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-02

Para muchos lectores y no pocos colegas periodistas dicho editorial fue una pifia descomunal, motivada al parecer por la ‘chiviada’ que (primero El Nuevo Herald, de Miami, y luego Noticias RCN) le propinaron al periódico, al destapar las declaraciones de la confesa amante de Pablo Escobar. Incluso el domingo EL TIEMPO, en otro editorial, quiso componer la cosa, no sin antes echarle más vainazos a RCN. Inútilmente, porque en los comentarios de eltiempo.com el respaldo para Alvaro García, director de noticias del canal RCN, ha sido inmenso; y las críticas al periódico, muy numerosas. Sin embargo, en una extraña actitud, ese periódico, que en el editorial del jueves pasado decía que en el episodio Vallejo “el periodismo serio y responsable brilló por su ausencia”, cae en una profunda contradicción. Me refiero en concreto a la siguiente carta, publicada antes de ayer en la página editorial: “Señor Director: El diario EL TIEMPO estuvo presionando para que yo le diera mi crónica y saliera al mismo tiempo con El Nuevo Herald. Y yo no accedí. Si ellos andaban detrás de esto, con qué autoridad moral vienen a criticar al Canal RCN. Gonzalo Guillén Miami”. Dicho mensaje apareció acompañado de la siguiente respuesta: “N de la D: La Redacción de EL TIEMPO manifestó un interés inicial en dicho material, pensando que se trataba de una entrevista con Virginia Vallejo y no de un monólogo”. Lo malo es que, según me dijo Gonzalo Guillén, él nunca mandó esa carta, que curiosamente coincidía con unas declaraciones suyas publicadas el día anterior en El País, de Cali, donde no sólo dijo eso en una entrevista, sino que tocó otros temas que obviamente EL TIEMPO no reprodujo. Y si uno lee con cuidado descubre dos detalles que le dan la razón al corresponsal de El Nuevo Herald. Primero, en la última frase Guillén supuestamente se refiere a “ellos” (los de EL TIEMPO) y no a “ustedes” como sería lo lógico; y, en segundo lugar, Guillén vive en Bogotá, y la tal carta aparece firmada en Miami, ciudad que él no visita hace más de cuatro años. Así las cosas, quedan varias preguntas que sólo EL TIEMPO puede responder: 1. ¿Por qué EL TIEMPO toma abusivamente material de otro medio, sin dar los créditos que corresponden? 2. ¿Con qué derecho presentan como una carta unas declaraciones publicadas en otro periódico? 3. ¿Cuántas de las cartas que publica el periódico son tan ‘auténticas’ como la de Guillén? 4. ¿Con qué autoridad viene EL TIEMPO a hablar de responsabilidad periodística, ética, transparencia, objetividad, independencia y otras cosas por el estilo? Necesitamos respuestas; y mientras llegan esas explicaciones, lo más recomendable sería que los de EL TIEMPO no se las vengan a dar de santos. Periodista "Quedan varias preguntas que sólo EL TIEMPO puede responder”.

Siga bajando para encontrar más contenido