BUZÓN

BUZÓN

POR:
mayo 03 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-03

DISEÑO Le escribo para felicitarle por el nuevo diseño de PORTAFOLIO, es excelente y facilita su lectura haciéndola más agradable. Ana Cubillos RESPETO Quiero felicitarlo por su editorial del 12 de abril “Que hable la Iglesia Católica sobre lo divino y lo humano”. Por fin un medio que no deslegitima sin motivos a una institución que -como cualquier otra- merece respeto y a la que últimamente se le arrincona por el hecho de defender sus valores y creencias, que es lo más lógico. Carolina Jaramillo HUMANISMO En verdad todos los humanos debemos ser humanistas para comprendernos y comprender a nuestros semejantes en su inmensa dimensión espiritual y filosófica, la más excelsa muestra de dignidad del ser humano. La bondad, la belleza, la sensibilidad, la solidaridad, el sentido de la justicia, la opción de sorpresa por lo que maravilla, el uso de la razón no pueden ser privilegio sólo de los profesionales de la literatura, la filosofía, los idiomas, la música, las artes plásticas y los estudios religiosos. Todos las personas podemos aprender en las canteras del humanismo y de esta manera una intervención médica, una carretera, un edificio, un editorial, una página web, un alegato, una canción, pueden ser obras de arte, que contribuyan a la garantía de los derechos fundamentales del ser humano. Y por su puesto que las primeras lecciones de las ciencias humanas las recibimos en el seno insustituible de la familia y cuando ésta falta el niño y el adolescente crecerán rodeados de odio y de frustración, los más severos enemigos del humanismo, que más que en las ideas y en las palabras se manifiesta en la conducta de las personas. Y cómo se echan de menos en las escuelas y colegios las clases que vivifican el espíritu, subrogadas por el materialismo, la solución violenta y el hedonismo. Conclusión: para formar verdaderos humanistas es necesario restaurar el sentido de familia. ¡Comencemos ya! Carlos Fradique-Méndez

Siga bajando para encontrar más contenido