Cae la demanda de crédito en el país

Con excepción de los préstamos para vivienda, se recibieron menos solicitudes en el inicio de año.

Sueños

Mientras que los bancos señalaron que en el segundo trimestre de este año aumentarán sus exigencias para prestar, las cooperativas financieras y CFC las mantendrán inalteradas.

Archivo particular

Finanzas
POR:
Portafolio
mayo 03 de 2016 - 08:21 p.m.
2016-05-03

Tanto las personas naturales como las empresas limitaron sus solicitudes de crédito al sistema financiero durante el primer trimestre del año.

Al menos esa es la percepción de las entidades que otorgan préstamos en el país (bancos, cooperativas financieras y compañías de financiamiento), recogida en el reporte sobre la situación del crédito, que realiza cada trimestre el Banco de la República.

De todas formas, la menor demanda de préstamos viene acompañada de una mayor prudencia de los establecimientos de crédito, que desde hace meses han advertido cautela a la hora de asignar recursos.

Según el informe, en el comienzo del 2016 los establecimientos notaron una menor demanda de préstamos para consumo, microcréditos y comerciales.

En el primer caso, el enfriamiento no sorprende si se tiene en cuenta que la confianza de los hogares ha disminuido marcadamente, según los índices de Fedesarrollo.

La menor dinámica de la economía, el aumento en el desempleo, la inflación y mayores tasas de interés son algunos factores que están reduciendo la disposición a comprar bienes durables, que suelen financiarse a crédito.

Frente a la modalidad comercial, el reporte señala que hay menores solicitudes en empresas de todos los tamaños, aun con que la mayoría de las entidades ha mantenido sus exigencias a la hora de prestar en este segmento.

Por sector, la industria, los servicios y el comercio son los que mantienen mayor acceso al crédito, tanto por rentabilidad como por información sobre los deudores.

Bajo esos mismos criterios, las actividades con menor acceso a recursos son el agro y los importadores.

Y aunque el reporte del Emisor no lo menciona, en los últimos meses los bancos han manifestado una mayor cautela con relación al sector minero-energético, que ha sido fuertemente golpeado por los menores precios de las materias primas.

De hecho, la información más reciente de la Superintendencia Financiera, correspondiente a enero, advirtió que la cartera comercial ha tenido un deterioro, justificado principalmente por “el sector minas (subsector petróleo y gas) y de construcción (subsector obras civiles)”.

No obstante, las actividades minero-energéticas representan poco más del 2 por ciento de la cartera comercial, y sus obligaciones están repartidas en varias entidades.

Por otra parte, el sondeo consultó a los intermediarios sobre qué tanto se están dando reestructuraciones de créditos.

En este punto, prácticamente todas las entidades hicieron operaciones de este tipo, aunque no representan más del 5 por ciento de la cartera.

Según el informe, el mecanismo más utilizado es la extensión del plazo del crédito, seguida por la capitalización de cuotas atrasadas, el otorgamiento de periodos de gracia, principalmente en los segmentos de consumo y comercial.

Más financiación para compra de vivienda

Según el reporte del Banco de la República, los establecimientos de crédito en el país sintieron una mayor demanda de préstamos únicamente en el segmento de vivienda.

Esta situación está justificada en que este año se retomaron una serie de programas para incentivar la compra de vivienda, tanto social como de clase media.

De hecho, datos recientes de Camacol dijeron que se vendieron 42.795 viviendas durante el primer trimestre del 2016, 3 por ciento más que hace un año.

Precisamente, Asobancaria estima que el crédito para vivienda sería el más dinámico este año, con un aumento de 8,5 por ciento.

Esto, en un escenario en que el crecimiento de la cartera total apenas llegaría al 6 por ciento.