Café colombiano a US$ 2, pero otros están más caros | Finanzas | Economía | Portafolio

Café colombiano a US$ 2, pero otros están más caros

Mercado no está reconociendo sobreprecio por calidad. ‘Otros suaves’, disparados por roya en Centroamérica.

POR:
marzo 04 de 2014 - 04:10 a.m.
2014-03-04

El café colombiano volvió a venderse a 2 dólares la libra, según la Organización Internacional del Café (OIC), por primera vez desde julio del 2012.

Sin embargo, en un hecho poco usual, los otros suaves, de inferior calidad, están vendiéndose más caros desde hace varias semanas y ayer el precio reportado por la OIC fue de 2 dólares y 2 centavos la libra.

En otras palabras, el mercado no está reconociéndole al grano colombiano el sobreprecio por la calidad superior.

Según varios expertos, la razón está en el grave daño que la roya está haciendo a los cafetos centroamericanos, subregión que produce los otros suaves.

“Los cálculos iniciales prevén un descenso general del 13,5 por ciento en la producción de la región (centroamericana)”, reportó la OIC. Centroamérica aportó el 10,5 por ciento de la producción mundial cafetera en el 2013 (15 millones de sacos).

Por su parte, la Asociación Mexicana de la Cadena Productiva del Café (Amecafé) informó que la producción de este año cafetero tendría una caída del 30 por ciento y pasaría de 3,9 millones de sacos de 60 kilos a 3,1 millones.

“Se esperan caídas en la producción en Honduras, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica y El Salvador”, informó la OIC.

Carlos Ignacio Rojas, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Café (Asoexport), consideró que esta es una escasez “relativa”, porque el abasto de café no es suficiente para cubrir la demanda.

“Estamos en una coyuntura larga, no es estructural, pero de larga duración, en la medida en que restablecer la producción en Centroamérica será una labor difícil y que demandará no menos de tres años”, dijo Rojas.

Por su parte, Luis Fernando Samper, gerente de mercadeo de la Federación Nacional de Cafeteros, dijo que la recuperación de la caficultura centroamericana será larga y demorada.

“Los programas de renovación de cafetales, como lo demanda esa subregión, no son una tarea de solo erradicar un cultivo y cambiarlo por otro.

“Se hacen necesarios el respaldo de variedades que ofrezcan resistencia o tolerancia al ataque de la plaga, asistencia técnica, compromiso de los gobiernos por sacar adelante los programas, institucionalidad y recursos, entre otros”, dijo Samper.

Así las cosas, añadió el dirigente gremial, la expectativa de la recuperación centroamericana es demorada, mientras que un reposicionamiento del café colombiano es inmediato.

MÁS DEMANDA

El presidente de Asoexport destacó que los tostadores podrían demandar más café colombiano a medida que la oferta crezca mes a mes, además de ser ya estable, es decir, que no se prevé una mayor alteración de la producción cafetera colombiana.

Lo anterior se ratifica con las nuevas áreas renovadas, que entrarán en producción durante este año y los siguientes.

Estas zonas llegan con mayor producción y productividad y, además, con alta resistencia al ataque de la plaga de la roya.

“Con esas cuentas a favor (unas 200.000 hectáreas), Colombia tendría la capacidad productiva para exportar unos 15 millones de sacos en el 2015”, dijo un especialista cafetero consultado por EL TIEMPO.

Además del suave arábica lavado de Colombia, en el mercado mundial del grano se ofrecen los ‘naturales’ brasileños y otros cafés suaves que producen África e Indonesia.

Juan Carlos Domínguez

Redacción Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido