Café: estudian efectos del cambio climático

La universidad Udca adelanta varios estudios para proponer medidas de mitigación del riesgo.

El estudio busca estrategias de adaptación y mitigación.

Archivo particular

El estudio busca estrategias de adaptación y mitigación.

Finanzas
POR:
marzo 30 de 2015 - 03:17 a.m.
2015-03-30

“El cambio climático amenaza los cultivos de café de Cundinamarca, lo que podría causar una merma del 12 por ciento en la producción y pérdidas por más de 1.000 millones de pesos a los caficultores de la región”.

Esta es la conclusión de una investigación de la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales (Udca) y la Gobernación de Cundinamarca, que busca determinar qué tan vulnerable es la producción del grano ante los efectos negativos que causaría el clima.

Según el estudio, los derrumbes producidos por el aumento en la intensidad de las lluvias ocasionan pérdidas de áreas productivas o generan taponamiento de vías, afectando de forma directa la comercialización del café.

Sin embargo, señaló Piedad Zapata, docente de la Udca y coordinadora del informe, “hacen falta estudios que permitan cuantificar las pérdidas económicas que podría generar la variabilidad climática en las zonas rurales”.

A la fecha, se registra un efecto directo de la variabilidad climática sobre la actividad cafetera en el país.

“La Federación Nacional de Cafeteros reportó que para el 2011 la producción de café en Colombia alcanzó los 7,8 millones de sacos, 12% menor al nivel registrado en 2010, lo que se asocia con los efectos del cambio climático y con un mayor esfuerzo en los procesos de renovación”, dice la Udca.

La investigación, que comenzó a ejecutarse en 2014 y cuenta con la participación de la Corporación Latinoamericana Misión Rural y la CAR Cundinamarca, advierte que si no se toman medidas, se presentará una disminución drástica de la productividad y calidad del grano, debido a los factores descritos, que afectará la economía y el sustento de más de 8.000 familias cafeteras del departamento.

En la actual etapa del estudio, se están analizando los ecosistemas cafeteros de los municipios de Tibacuy, Pacho y San Juan de Rioseco para proponer medidas de adaptación.