Caída del precio del petróleo afecta metas del 2015

Tambalean las metas económicas para el 2015 por menos ingresos por exportaciones y con las firmas petroleras recortando presupuestos de inversión. Construcción e infraestructura, la esperanza de las finanzas públicas.

Los precios del petróleo caen cerca de 30 por ciento este año.

Archivo / Portafolio

Los precios del petróleo caen cerca de 30 por ciento este año.

Finanzas
POR:
noviembre 30 de 2014 - 11:50 p.m.
2014-11-30

La caída de los precios del petróleo es una mala noticia para todos los países productores, no solo para Colombia.
Sin embargo, en el país esta desvalorización, que ya supera el 30 por ciento en los últimos seis meses, es el ingrediente que faltaba para crear una tormenta perfecta por la que deberá navegar la economía, al menos, durante el 2015.
En estas palabras lo puso el presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP, Francisco Lloreda: “Si fueran solo los precios no sería tan grave, pero en Colombia a eso le tiene que sumar los altos costos operativos y ahora la reforma tributaria, eso da una mezcla de factores que pintan un panorama perverso”.
Y para la industria, quiere decir también para el país. Las exportaciones de hidrocarburos representan el 54 por ciento del total del país, el 40 por ciento de la inversión extranjera proviene de la industria petrolera y la quinta parte de los ingresos fiscales de la Nación son generados por el sector.
“Si los precios caen no solo significa que se disminuyen estos indicadores, también tiene implicaciones en la producción y en la exploración, pues hay proyectos que son muy costosos y a este precio no son viables”, señaló Alejandro Martínez, quien fue director de la ACP durante 20 años.
En este momento producir un barril en Colombia ya es caro por la falta de infraestructura de transporte y logística, los constantes bloqueos de las comunidades (que pueden detener por semanas o meses las operaciones) y por los atentados de grupos al margen de la ley, cuyos costos deben asumir las compañías.
Aunque es difícil hacer comparaciones de costos, por las particularidades de cada campo, fuentes del sector coinciden que construir un pozo en Colombia puede ser hasta tres veces más costoso que hacerlo, en las mismas condiciones, en Estados Unidos o México.
Así que altos costos y bajos precios, ponen a las empresas a pensar con mucho más cuidado dónde poner sus inversiones.
Ahora, con una reforma tributaria que aumentará la carga fiscal del sector hasta el 43 por ciento, estos costos aumentarán considerablemente.
NUEVOS PRESUPUESTOS
“La tendencia de las compañías ante este panorama (caída de precios y reforma tributaria) podría ser, además del recorte en gastos de operación, la priorización de proyectos de aumento o sostenimiento de la producción para obtener flujo de caja que les permita sostener su operación en el país”, explicó la ACP.
De hecho, en este momento en que las empresas hacen presupuestos para el 2015, algunas ya están considerando reducir sus inversiones hasta en 40 por ciento.
Para el presidente de la Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros, Campetrol, Rubén Darío Lizarralde, esto sería catastrófico para este sector, que genera 120 mil empleos.
“Si yo no hago exploración hoy, en 6 o 7 años no voy a estar produciendo nuevo petróleo. Esta industria es una cadena que arranca con la sísmica y si se ha tenido éxito termina con la producción. Reducir la exploración amenaza el futuro del sector”, explicó.
El ministro de Minas y Energía, Tomás González, sabe que la única forma de combatir la caída de los precios es aumentar la producción. “Colombia es un país que no influye en el precio del petróleo por eso tenemos que estar muy concentrados en sacar nuestros proyectos, asegurar nuestra producción y mantener al máximo la competitividad del sector”, le dijo a Portafolio.
INVERSIONES ASEGURADAS
Para el presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, Javier Betancourt, si bien es innegable que la caída de los precios afecta al sector, los contratos vigentes deben cumplirse. “Ahora, es innegable que la caída de los precios tiene un efecto sobre la actividad adicional, no a la que ya está comprometida, esa la tienen que desarrollar las compañías”, señaló. Agregó que hasta ahora no le han pedido prorrogar ni suspender compromisos contractuales, por cuenta de la coyuntura.
Betancourt, así como el Ministro de Minas y algunos analistas, coinciden en que hay que esperar un tiempo para saber dónde se van a estabilizar los precios y que se dé un efecto rebote. Básicamente, la teoría es que cuando estos bajos precios saquen al petróleo caro del mercado se reducirá la oferta y que la misma caída impulsará a la baja las cotizaciones de los combustibles en Europa y los Estados Unidos, lo que aumentará la demanda. Esto equilibrará de nuevo el valor del barril.
El problema, como lo asegura el expresidente de la Opep, Humberto Calderón Berti, es que Colombia tiene buena parte de su producción en esta categoría de petróleo caro.

INFRAESTRUCTURA, LA TABLA DE SALVACIÓN

La semana pasada, el presidente Juan Manuel Santos aseguró que el país tiene cómo compensar el efecto en la economía de la caída de los precios del petróleo. “Nuestra forma de contrarrestar eso es inyectándoles más plata a aquellas actividades aquí en Colombia que generan más empleo y que generan más demanda. Una de ellas es la construcción, la otra es la infraestructura. Así es como vamos a compensar la baja de la demanda por la caída de los precios del petróleo y por las dificultades a nivel internacional”, señaló.
El gerente de investigaciones económicas de Corficolombiana, Andrés Pardo, asegura que el sector de construcción de obras civiles debería crecer a doble dígito el próximo año, porque los recursos para los proyectos de infraestructura planeados ya están asegurados en el presupuesto del 2015.

Nohora Celedón

nohcel@portafolio.co