Caída del 7% en las remesas afectará a cinco millones de familias en América Latina

Porcentaje corresponde a unos unos 4.000 millones de dólares. Estudio advierte mayor impacto en República Dominicana, Haití, Nicaragua y Paraguay. En Colombia, hasta marzo, la reducción llegó a 4,2%.

POR:
mayo 09 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-09

El informe Migración y Remesas en Tiempos de Recesión, realizado por el Centro de Estudios de Diálogo Interamericano, destaca que entre las causas del menor volumen está el mayor desempleo entre los latinoamericanos que viven fuera de sus países, la caída en sus ingresos, los menores flujos migratorios y las deportaciones.

Según el análisis de Manuel Orozco, del centro de estudios, un millón de hogares dejarán de percibir remesas este año y otros cuatro millones recibirán un 10 por ciento menos que en el 2008.

En Colombia, en el primer trimestre de este año, la caída fue de 4,2 por ciento, unos 47 millones de dólares menos que en el mismo lapso del 2008, cuando los giros mermaron más del 30 por ciento.

Entre enero y marzo de este año, los trabajadores colombianos residentes en el exterior enviaron al país 1.093,6 millones de dólares, frente a los 1.141 millones enviados el año pasado en ese periodo.

El informe recuerda que la gravedad de la crisis en E.U., epicentro de la recesión global, tiene un fuerte impacto sobre las remesas, ya que un 65 por ciento de los inmigrantes latinoamericanos residen en ese país. Además, un 75 por ciento del dinero que llega a la región procede del vecino del norte.

Orozco insiste en que la caída en los flujos amenaza con pasar una factura elevada a países como República Dominicana, Haití, Nicaragua y Paraguay.

Cada uno de esos países tiene una elevada dependencia de la ayuda de los inmigrantes, ya que aproximadamente el 60 por ciento de la población tiene un familiar fuera y la mitad de esas familias recibe dinero del exterior.

Autoridades, a motivar inversión

Para mitigar la tendencia a la baja de los flujos, el informe del Centro de Estudios de Diálogo Interamericano propone varias fórmulas. Entre sus sugerencias figura la de motivar la inversión de los inmigrantes en sus países de origen. Sugiere también que las autoridades realicen un mayor esfuerzo para canalizar hacia el sector financiero los ahorros de los recipientes de remesas.

Según el análisis, las personas que reciben ayuda de sus familiares en el exterior ahorran alrededor del 10 por ciento de las remesas, lo que equivale a más de 1.000 dólares anuales. El valor de esos ahorros "es limitado", indica el análisis, ya que muchas de esas personas no tienen acceso ni siquiera a cuentas bancarias.

WASHINGTON (EFE)

Siga bajando para encontrar más contenido