Las cajas, aliadas con la sociedad

Las 45 cajas de compensación familiar que funcionan en Colombia aportaron el 31,93 por ciento de sus recursos a programas sociales, para ayudar a niños, niñas y mujeres de bajos recursos económicos.

POR:
marzo 19 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-19

El informe sobre responsabilidad social del sistema de cajas de compensación familiar de la Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar (Asocajas), indica que se destinaron 718.849 millones de pesos para financiar programas de educación, capacitación, recreación, turismo, tercera edad e infraestructura, entre otros, beneficiando a 21´780.485 personas, de estos 3'137.013 fueron niños y 14 millones trabajadores y familias. Entre las iniciativas está la construcción de una Red de Jardines Sociales, que pretenden dar respuesta y plantear soluciones a la formación integral de niños y niñas con un alto índice de factores de riesgo a nivel afectivo, emocional, social y económico. Funcionan con recursos de las Cajas y en algunos casos, dentro de la alianza establecida entre estas y el municipio, se han desarrollado acciones que revelan excelentes resultados, así mismo con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). En la actualidad, las Cajas han puesto en marcha varios jardines sociales que atienden diariamente a más de 50.000 niños y niñas, siendo estos, espacios socializadores que ofrecen las condiciones necesarias para que ellos y ellas desarrollen sus potencialidades, en lo intelectual, comunicativo, socioafectivo y motriz. Allí se incentiva el goce por el juego, la búsqueda de la experiencia, el interés y la investigación - acción. Población vulnerable Con salacunas y guarderías, entre tanto, se fortalece el desarrollo integral de niños y niñas en las etapas tempranas - hasta 4 años, estimulando el conocimiento y la exploración por medio de la experiencia sensorial y la actividad motriz en las primeras etapas del desarrollo, fomentando la autoestima, valores y afectividad, fortaleciendo hábitos de aseo y auto cuidado en los menores. En ellos, las Cajas ofrecen una alimentación sana y balanceada de acuerdo con las minutas establecidas para los menores. Igualmente, están llevando a los barrios más vulnerables desayunos y recreación, examen visual y entrega de lentes y monturas, desparasitación y control de talla y peso, y talleres a padres de familia.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido