Calle 134 entre carreras 19 y 9a es de las más afectadas por desniveles en Bogotá

Los residentes de este corredor vial ya no saben qué más 'papeleo' hacer para que les arreglen los hundimientos que miden hasta 20 centímetros de profundidad.

Finanzas
POR:
abril 19 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-19

Uno de esos desniveles acabó con la vida de un joven de 20 años el año pasado, cuando se movilizaba en su moto por esa arteria vial. Testigos del accidente vieron que el hundimiento hizo que el piloto perdiera el control y se estrellara contra un poste. En el choque perdió la vida de forma inmediata. "Quince días antres había pasado lo mismo con otra moto. Los accidentes aquí son constantes", cuenta Carlos Rodríguez, un vecino del sector.

Según las personas que viven en los alrededores, cada día es más peligroso desplazarse por allí y, lo peor, no hay solución a la vista por falta de presupuesto, según las respuestas que ha dado el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), en el 2005 y en el 2007.

Pero otras vías también representan un peligro para el tráfico vehicular en la capital del país, estas son:

  • Av.68: desde la cll. 13 hasta el puente de la cll.26; en la av La Esperanza con cll.22B yfrente a Cafam de La Floresta.
  • Av. Boyacá, desde la av. Las Américas hasta la cll.26. Sobre todo, a la altura de la cll.13 y La Esperanza.
  • Calle 94: entre la NQS y la cra.15 y en la cra.19, cerca al hotel Dann.
  • Cll.92, entre la cra. 15 y la Autonorte.
  • Av. 9, entre calles 116 y 134.
  • Cll. 127, entre Autonorte y av. Córdoba.
  • Barrio Villa Magdala, cerca al canal.
  • Calle 72 en: conexión con el puente de la cll.68 con av.68; entre la av.68 y la cra.48 y desde la cra.24 hasta la cra.50.

Piden una solución
La peligrosa 134 está incluida en un listado de vías que conforman el Distrito de Conservación Zona Norte, para su arreglo, pero hasta ahora solo se ha hecho el reparceho de algunos tramos.

Lo mismo pasa en la calle 94 con la NQS, en el que el hundimiento de la vía, literalmente, ladea los vehículos que se desplazan por allí. "Llevamos seis años gestionando acciones populares para que arreglen las calles 92 y 94. Son vías muy viejas que no estaban preparadas para el tráfico que circula por allí", afirmó Beatriz Arango, directora de la Asociación de Residentes del Chicó.

Según explicó, el Acueducto de Bogotá avanza en una intervención de estas vías, que iniciaría a finales de este mes. "Ellos harán redes, andenes y por supuesto, la vía", anunció Arango. El listado de vías 'tobogán' es grande. Según el IDU, el arreglo de estos corredores viales está previstos dentro de los Distritos de Conservación Norte, Occidente y Centro, pero admitió que no hay fechas precisas del inicio de las obras en ninguno de los tramos.

La entidad sólo explicó que en algunas vías se adelantan o se programan planes de mantenimiento y rehabilitación, como en la calle 127 y la avenida Boyacá. Pero de soluciones concretas a estos 'toboganes', nada por ahora.

¿Por qué se hunden las vías en Bogotá?
Según Guillermo Ángel, ingeniero civil de la Universidad Nacional, los hundimientos se presentan, sobre todo, por la cercanía de árboles viejos, no nativos, que succionan grandes cantidades de agua del suelo y que terminan por generar asentamientos en el terreno. "También hay fallas en los bordes de los canales que pueden empeorar los hundimientos", agregó Ángel.

La otra causa es la cercanía de sótanos muy profundos, que tienen tuberías que llevan aguas. Por último, el experto dijo que la solución a los hundimientos no se logra con parches sino cambiando toda la vía y alejando las raíces. Estos deniveles, ocasionados por lo general por árboles, no tienen solución a corto plazo, admite el Instituto de Desarrollo Urbano.