Cambia el Régimen de Zonas Francas para mejorar la inversión

Los cambios realizados al Régimen de Zonas Francas y que fueron mostrados al país hace unas semanas por los ministerios de Comercio y de Hacienda, lograrán que Colombia tenga una mayor inversión extranjera y nacional, y garantizará la creación de nuevas fuentes de empleo para los nacionales.

POR:
noviembre 20 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-20

Así lo expresó el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, al manifestar los alcances del Decreto 383 de 2007, que establece las modificaciones que se tuvieron en cuenta. "Con las modificaciones buscamos ajustar, aún más, la norma a las condiciones del mercado y enfocarnos en la atracción de inversión en sectores de alto valor agregado, y evitar que el régimen de zonas francas sea utilizado simplemente para disminuir cargas fiscales", precisó en un comunicado. Según el funcionario, los cambios hacen mayor claridad en los mecanismos para la declaratoria de una zona franca, y ponen pisos mínimos a la inversión y número de empleos a crear bajo esta figura. Así mismo, el Decreto ratifica la tarifa única del impuesto sobre la renta gravable del 15 por ciento, diferente del 38,15 por ciento establecido en el país. A diferencia de la anterior reglamentación, en ésta nueva norma, la zona franca puede producir bienes y servicios tanto para el mercado nacional, como para el internacional; pero, en el primer caso, los productos y servicios deberán pagar IVA. Con el Decreto se clasifican las zonas en tres clases: la Permanente, que debe ser de mínimo 20 hectáreas de extensión, con compromiso por parte del inversionista de tener, en los cinco años siguientes a su declaratoria, al menos, cinco usuarios industriales de bienes y/o servicios, con una inversión que sea igual o superior a los 5 millones de dólares; igualmente éstos deben acreditar un patrimonio líquido mínimo de 5,5 millones de dólares. "Los usuarios de esta zona franca, si tienen activos totales que van desde 100.001 dólares a 1 millón, deben generar al menos 20 empleos directos; y los que tienen activos superiores a 6 millones de dólares deben garantizar inversión mínima de 2,5 millones de dólares, y crear mínimo 50 empleos directos", dijo el ministro de Comercio Exterior, Industrias y Turismo, Luis Guillermo Plata. La segunda zona es la denominada Especial o Uniempresarial, la cual autoriza que una sola empresa desarrolle actividades industriales de servicios, agroindustria o de bienes en un área determinada, en cualquier parte del país. La de bienes debe tener una inversión mínima de 32 millones de dólares y 150 empleos directos; la de servicios debe generar mínimo 501 empleos, con inversiones entre 2 y 10 millones de dólares; entre 351 y 500 trabajos con inversiones de entre 10 y 20 millones de dólares; y entre 150 y 350 empleos, con montos de inversión de entre 20 y 32 millones de dólares. Para la Agroindustrial, la inversión deberá ser de 16 millones o 500 empleos entre directos y vinculados. La tercera zona es la de carácter transitorio, autorizada para la celebración de ferias, exposiciones, congresos y seminarios internacionales, con importancia para la economía y el comercio internacional del país. El ministro Plata aclaró que las sociedades portuarias accederán a la categoría de Zona Franca, cuando su inversión sea de 32 millones de dólares, y se creen 20 empleos directos más la vinculación de 50 más. Hasta la fecha existen 20 solicitudes de Zonas Francas, la mitad de ellas en la categoría de servicios, con la característica de todas éstas, según el Ministro, de cumplir con creces los requisitos de ley para su declaratoria como tales. Sigue creciendo la producción industrial Según la entidad, este resultado se debe al comportamiento positivo que presentan 43 de las 48 clases industriales observadas. Los sectores que ayudaron al crecimiento de la industria fueron productos minerales no metálicos, vehículos automotores y sus motores, industrias básicas de hierro y acero, fundición de metales y refinación del petróleo. En lo corrido del año, el empleo generado por la industria manufacturera, sin incluir trilla de café, aumentó 3,72 por ciento frente al mismo lapso del 2006. Se destacan por su mayor aporte positivo a la variación del empleo las actividades de fabricación de productos elaborados de metal, productos plásticos, productos minerales no metálicos y fabricación de muebles. El último año El informe del Dane revela además que en el último año, es decir, entre septiembre del 2006 y agosto del 2007, la industria manufacturera nacional registró una variación de 13,77 por ciento, al tiempo que el total de empleo vinculado al sector industrial aumentó 3,95 por ciento. Igualmente, entre enero y agosto del presente año, el registro de la industria manufacturera colombiana creció 12,82 por ciento, frente al mismo período del 2006. Los resultados se destacan por la producción de productos minerales no metálicos, industrias básicas de hierro y acero, fundición de metales, y vehículos automotores y sus motores. Entre tanto, en agosto, la producción real de la industria creció 7,67 por ciento, como consecuencia del buen comportamiento de 36 de las 48 clases industriales que fueron analizadas. Se destacaron los sectores de fabricación de productos minerales no metálicos, vehículos automotores y sus motores, industrias básicas de hierro y acero, fundición de metales y refinación del petróleo. En este período el empleo en la industria creció 2,58 por ciento frente al mes de agosto del 2006, informó el organismo.

Siga bajando para encontrar más contenido