'No estamos cambiando las reglas en materia tributaria'

El ministro de Hacienda señaló, en la convención de banqueros que se celebra en Cartagena, que el Gobierno cree en la estabilidad de las reglas.

Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda.

Archivo Portafolio.

Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda.

Finanzas
POR:
agosto 22 de 2014 - 03:30 p.m.
2014-08-22

"El cuatro por 1.000 y el impuesto al patrimonio, que es en lo que nos estamos concentrando, son impuestos con más de una década, allí no se está cambiando nada. Creemos en la estabilidad de las reglas de juego, nosotros no hacemos eso". Esa fue la respuesta que les dio el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, a los banqueros luego de su intervención en la edición 49 de la Convención Bancaria que clausurará este viernes en Cartagena el presidente Juan Manuel Santos.

El jefe de la cartera de Hacienda fue enfático al señalar que la prolongación de esos dos impuestos por un tiempo adicional se hizo pensando en que el país requiere 12,5 billones de pesos para atender gastos del 2015 y que si se llegara a necesitare recursos adicionales, como por ejemplo para atender compromisos derivados de la firma de un acuerdo de paz, se tendrá que entrar a analizar y a debatir el tema.

Sin embargo, advirtió que ya se están anticipando buena parte de los recursos que se van a necesitar para el posconflicto, entre los que se cuentan cerca de 8 billones de pesos para atender a las víctimas y los 5 billones que se sacan del presupuesto nacional encaminados a apoyar a las familias campesinas, entre otros.

"Eso es parte de los que se necesita el país para lograr la paz y se están asignando, desde ya, partidas importantes para ello. A futuro surgirán otras necesidades y se tendrán que evaluar", precisó Cárdenas.

Al referirse al planteamiento del exministro de Hacienda, Guillermo Perry Rubio, en el sentido de que el Gobierno debe perderle miedo a tocar el IVA, Cárdenas señaló que se deben escuchar todas las propuestas de todos los sectores y formar un gran consenso nacional.

"Hemos dicho que lo necesario y lo que debemos promover y extender es el cuatro por 1.000 y el impuesto al patrimonio", insistió.
Precisamente, al referirse al cuatro por 1.000, dijo que este no es un impuesto que afecte a las familias de la base de la pirámide porque las personas tienen derecho a inscribir una cuenta de ahorros para que quede exenta de ese tributo y que las cuentas que manejarán las nuevas sociedades especializadas en depósitos y pagos electrónicos tanmbien quedarán por fuera de esa obligación, razon por la cual descartó que ese impuesto sea un obstáculo para avanzar en la disminución del uso del efectivo.

Por último, Cárdenas se mostró de acuerdo en penalizar la evasión pero solo aquella de grandes magnitudes, pues consideró que una persona que omite declarar ingresos por 200 millones no lo deja de hacer por un simple error sino que es algo premeditado.