Cambiar el chip, propuesta de expertos en economía

Para mejorar las condiciones de vida de la gente se requieren gobiernos y empresarios que apoyen proyectos fuera de lo común, según tres importantes economistas que visitaron Colombia en 2013.

Cambiar el chip, propuesta de expertos en economía

Mauricio Moreno/Portafolio.co

Cambiar el chip, propuesta de expertos en economía

POR:
enero 18 de 2014 - 10:49 p.m.
2014-01-18

Un cambio de mentalidad. Eso pidieron a empresarios y gobernantes colombianos Pavan Sukhdev, el banquero de la naturaleza, como se conoce a este profesor emérito de la Universidad de Yale; Muhammad Yunus, premio nobel de Paz 2006, reconocido por ser el creador del banco para pobres (Banco Grameen), y John Elkington, decano de la responsabilidad social corporativa y creador de la triple cuenta de las empresas.

Por primera vez en un mismo año (2013), personajes de semejante importancia visitaron Colombia. Sus mensajes llegaron a cientos de personas que llenaron los auditorios.

“Los negocios sociales no consisten en generar sistemas lucrativos sino en encontrar soluciones para los problemas sociales”, aseguró Yunus, quien con ese planteamiento ha logrado que en su país, Bangladesh, y en otros seis (entre ellos Japón y Alemania), inversionistas privados se le midan a la tarea de crear negocios que ayuden a la gente con proyectos en salud, nutrición y generación de ingresos.

En Colombia ya existen tres negocios en esa línea en el departamento de Caldas, impulsados por la sede de Yunus Negocios Sociales Colombia, una red con sede en Alemania.

“Invitamos al profesor Yunus para que a través de sus experiencias nos inspire a seguir trabajando por los derechos y las oportunidades de las comunidades más pobres. Para esto es necesario trabajar articulados desde los sectores públicos y privados”, señaló la directora de la Anspe, Beatriz Linares.

Yunus tiene planeado crear un museo de la pobreza en Bangladesh en el 2030, cuando esta deje de existir. “Publicaremos en todos los periódicos que daremos un millón de dólares al que encuentre a una persona pobre”.

Este país, rodeado por la India, es uno de lo más poblados del mundo (cerca de 167 millones de habitantes). Allí ha empoderado a las mujeres con su banco, que existe desde 1976. Ellas constituyen el 97 por ciento de los usuarios de la entidad, la cual otorga microcréditos. “Cuando uno presta a las mujeres, el cambio llega a las familias”, sostuvo.

Por su parte, Elkington no se refirió a su concepto de la triple cuenta (triple bottom line), según el cual una empresa mide su éxito no solo con su desempeño financiero, sino con el social y medioambiental.

Esta vez, el economista británico habló sobre la necesidad de enfrentar un mundo marcado por la superpoblación, el cambio climático, y el uso y abuso de los recursos naturales.

“Lo extremo es la nueva normalidad”, dijo para explicar la situación por la que atraviesa el planeta y por lo cual requiere un “capitalismo disruptivo, que se logra a través de emprendimientos que se atreven a tener objetivos ambiciosos y que, con el tiempo, cambian el mercado y el sistema político”, aseguró. En esa línea están los ‘zeronautas’, a quienes llama así porque quieren dejar cero huella en el planeta.

SOSTENIBILIDAD SOCIAL Y AMBIENTAL

Sukhdev nació en India. Es economista, embajador ad honórem del Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente (Pnuma), y fundador y director de la Corporación 2020. Su cuento es cómo dinamizar una economía en la que se genere sostenibilidad ambiental para producir bienestar social.

Su receta tiene cuatro ingredientes: 1. Controlar la banca para que no apalanque empresas que abusan de los recursos naturales y no respetan las leyes. 2. Cambiar los impuestos con el fin de que los que innovan no reciban tanta carga y, eliminar subsidios perversos. 3. Promover la publicidad con ética. Considera que es un primer paso para lograr conciencia sobre el cambio de mentalidad en los ciudadanos. 4. Medir y reportar las externalidades de las empresas, acciones que deben realizar ellas mismas para que tengan en los costos de producción los impactos negativos que causan a terceros. “Cerca de 2,15 trillones de dólares cuestan las externalidades negativas de las 3.000 compañías top”, dijo.

Ángela Constanza Jerez

Especial para Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido