Cambio de base para medición de crecimiento económico, al pasar de 1994 al 2000, ayudó al PIB

La ayuda equivale a un promedio de 0,5% anual, entre 2001 y 2007, de acuerdo con un estudio realizado por el codirector del Banco de la República Juan José Echavarría.

POR:
julio 02 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-02

El estudio hace un seguimiento a las tendencias de los principales componentes de la demanda, en el que se hace una comparación entre cómo fue el comportamiento de la economía en los últimos siete años, si se mide con la base de 1994 o con la base del 200, como sucede a partir del presente año.

La investigación de Echavarría incluye un análisis individual de cada uno de los nueve sectores (agropecuario; industria; minería; electricidad, gas y agua; construcción; comercio, reparación y hoteles; transporte; establecimientos financieros, seguros, inmuebles y servicios a las empresas, y servicios sociales comunales y personales), que son tenidos en cuenta para la medición del comportamiento de la economía.

De acuerdo con los resultados del estudio, mientras con la base de 1994 el PIB creció el año pasado 7,5 por ciento, si se hubiera medido con la base del 2000, el crecimiento llegó a 8,2 por ciento.

Una situación similar, aunque con brechas diferentes, se presenta al examinar el resultado comparativo de las dos bases. El año en que el cotejo entre las dos formas de medición registró la menor diferencia, fue el 2006, cuando las dos cifras solo se separan en 0,2 por ciento, aunque superior la de la base del 2000.

Al analizar los diferentes componentes de la demanda se encuentra que en el caso del consumo, al comparar la base de 1994 con la nueva, la demanda de los hogares tuvo un período de expansión más marcado que se inició en el cuarto trimestre del 2005, y alcanzó su máximo en marzo del 2007. Sin embargo, a partir de esa fecha el consumo presentó una desaceleración rápida, situación que no se presentaba con la base de 1994.

Así mismo, en lo que tiene que ver con el consumo del Gobierno, la nueva base presenta un crecimiento más elevado de la demanda de las administraciones públicas durante el periodo analizado por Echavarría, es decir, entre el 2001 y el 2007.

Entre tanto, en la formación bruta de capital no se presentan grandes diferencias entre las dos bases, al igual que en la tasa de inversión, la cual comenzó en el 2001 con un crecimiento de 15 por ciento con la base de 1994 y de 17 por ciento con la nueva base. Al final del período, es decir, en el 2007, las dos cifras se juntan, y se ubican en alrededor de 27 cada una.

Mejora la balanza comercial

De la misma manera, el desempeño de las exportaciones colombianas ha sido mucho mejor con la base actual, es decir, la del 2000, que lo que se mostraba en la de 1994, especialmente porque las tasas de crecimiento de los últimos trimestres han sido los más altos de la década pasada, pese a que tuvieron un descenso en el primer trimestre del 2008.

Por el contrario, en el seguimiento a las importaciones no se observan cambios entre las dos bases de medición. En ambos casos, las compras colombianas en el exterior acumulan 14 trimestres en pleno crecimiento, incluso a niveles promedio superiores a 15 por ciento.

A su turno, la comparación entre las exportaciones y las importaciones, es decir, la balanza comercial, muestra que el déficit es más amplio con la base del 200. Sin embargo, la brecha se ha ido cerrando en los últimos años, hasta el punto de que mientras en marzo del 2001 la balanza con la base de 1994 muestra un déficit de 3 por ciento, en esa misma fecha con la nueva base arrojaba un superávit del 1 por ciento en el mismo año.
Para marzo del 2008, la base nueva señala un déficit del 10 por, mientras que con la anterior es déficit sería de 12 por ciento.

Así mismo, el análisis de la demanda interna no presenta mayores diferencias entre las dos bases.

Al agro le iba mejor con la anterior medición

El analisis por sectores indica que la producción rural mostró una mejor dinámica con la base nueva, especialmente entre mediados del 2006 y todo el 2007, aunque mostró un retroceso en el primer trimestre del presente año.

Por su parte, el PIB industrial no muestra mayor cambios al comparar los resultados de las dos bases, las cualesw señalan un fuerte descenso en los tres primeros meses de este año.

Sectores como los de transporte, minería y financiero, seguros, inmuebles y servicios a las empresas, son los únicos en los que la base de 1994 muestra una mejor dinámica en el crecimiento, incluso en la cifra correspondiente al primer trimestre del 2008.

Entre tanto, la construcción, el comercio y la hotelería, y los servicios sociales no muestran mayores diferencias a la hora de comparar el efecto de la medición realizada con las dos bases.

Siga bajando para encontrar más contenido