Cambio en la divisa utilizada en Ecuador (dólar) por cuenta de su escasez sería un caos, dicen analistas

"Cualquier adopción de una nueva moneda local estaría acompañada de una subida importante de la inflación", expresó el analista financiero del Eurasia Group, de Nueva York, Patrick Esteruelas.

POR:
mayo 08 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-08

"Al no existir una moneda regional con suficiente credibilidad a la que pueda anclarse Ecuador, las posibilidades de una salida ordenada del dólar son bastante pequeñas", agregó  Esteruelas.

El ex ministro de Economía Mauricio Pozo señaló que "estamos en una situación muy complicada" y que para mantener la dolarización, "habría que hacer algo que es políticamente costoso".

Mencionó la reducción del gasto público, eliminar la mayor parte de los subsidios públicos, entregar la obra pública a la empresa privada y recuperar la imagen económica del país a nivel internacional mediante el pago de la deuda externa.

Sin embargo, la política económica del Gobierno se orienta en otro sentido. El ministro Coordinador de Política Económica, Diego Borja, dijo que para enfrentar la crisis se han dispuesto acciones como mantener niveles de liquidez en el sistema bancario privado para evitar que "siga restringiéndose el crédito, especialmente para el sector vivienda y el sector productivo".

Además, fortalecer financieramente las cooperativas con créditos estatales, mantener la inversión pública mediante la obtención de créditos internacionales y lograr una solución a un tramo de casi 3.200 millones de dólares de la deuda externa, declarado ilegal e ilegítimo en el 2008 por una auditoría del Gobierno.

Enrique Álvarez, el experto de Idea Global, declaró que "es difícil visualizar un esquema alternativo (al dólar). Creo que la administración entiende que cualquier tipo de alteración en ese sentido traería consecuencias negativas".

Ecuador es la mayor economía americana que usa el dólar como moneda nacional fuera de los Estados Unidos. También lo hacen El Salvador y Panamá.

Adoptó al dólar en enero del 2000 como acción desesperada para enfrentar una profunda crisis económica que puso al país al borde de la hiperinflación y que causó la quiebra o el cierre a la mitad de los 42 bancos privados.

La debacle bancaria tuvo origen principalmente en los denominados préstamos vinculados, de los que se valieron muchos banqueros irresponsables para dar créditos a empresas ficticias o en mal estado en las que ellos tenían intereses y a las cuales no se podía cobrar el dinero entregado.

Siga bajando para encontrar más contenido