Cambio radical en Tren del Pacífico inicia regreso de ese tipo de transporte a agenda estatal colombiana

La operación de ese corredor, por cuenta de un nuevo contrato, estará a cargo de un grupo de empresarios que se le midieron a rescatar el proyecto, luego de un conflicto de dos años.

POR:
julio 09 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-09

A eso se suma la propuesta de integrar los sistemas de trenes de Colombia y Venezuela, que será analizada en la reunión de este viernes entre el presidente Álvaro Uribe y su colega venezolano Hugo Chávez, mientras que en agosto deberá adjudicarse una licitación para la operación del segundo tramo del Sistema Ferroviario Central o corredor férreo del Magdalena, que va desde Chiriguaná (Cesar) hasta las poblaciones de La Dorada y La Cabaña (Caldas), las cuales servirán como centro de transferencia de carga.

También hay avances en la Concesión del Tren del Carare, un proyecto que está en pleno diseño (en octubre culmina esa etapa) y cuenta con asesoría del gobierno de Brasil.

La movida más relevante de este año en sistemas férreos, la del tren del Pacífico, corresponde a un ferrocarril que tiene una longitud de 498 kilómetros y conecta al puerto de Buenaventura con la población de La Felisa (Caldas).

Esta semana el Instituto Nacional de Concesiones (Inco) tiene previsto firmar un nuevo contrato con la empresa Tren del Oeste, que entra a remplazar al contratista que inicialmente fue favorecido en el proceso licitatorio de ese corredor, Tren de Occidente.

Esta empresa debía hacer una rehabilitación de 498 kilómetros y garantizar unas cargas de movimiento anual.

De acuerdo con el gerente del Inco, Álvaro José Soto, los concesionarios salientes "no alcanzaron a terminar de rehabilitar la vía, les faltaron 113 kilómetros y en temas de carga, el movimiento fue muy pequeño".

El año pasado apenas movilizaron 84.000 toneladas. Este año tendría niveles similares y eso no le resulta rentable a Tren de Occidente, que ya venía presentando dificultades financieras, hasta el punto de que hace dos años, por iniciativa propia, sus directivos acudieron a un tribunal de arbitramento", dijo Soto.

Por esa razón, Tren de Occidente propuso conceder su contrato a una nueva firma, que comienza actividades sin pasivos, con capital nuevo para invertir y terminar de rehabilitar los 113 kilómetros, así como cumplir con cuotas anuales de carga que harían viable el proyecto (más de un millón de toneladas al año según los estudios de una banca de inversión).

Estratégico

Otro de los proyectos estratégicos es el Sistema Ferroviario Central o corredor férreo del Magdalena.

El primer tramo es concesionado por Fenoco, y equivale a 245 kilómetros desde Santa Marta, pasando por las poblaciones de La Loma y Ciénaga hasta Chiriguaná. Además, esa empresa se comprometió a rehabilitar el tramo que va desde Chiriguaná hasta La Dorada (Caldas), el cual ya se entregó.

Fenoco también es responsable de la construcción de una segunda línea de 192 kilómetros entre La Loma, Ciénaga y Puerto Drummond.

"Ya están avanzados 60 kilómetros y a final de año estarán habilitados 100 kilómetros. En junio próximo se completará el tramo", explica el gerente del Inco.

Por esa zona se están moviendo 11.000 toneladas diarias de carbón, de las cuales 6.000 toneladas corresponden a la compañía Drummond, que realiza entre 14 y 17 viajes al día con dos locomotoras y 120 vagones.

Por su parte, la empresa Prodeco moviliza las 5.000 toneladas restantes, con capacidad para realizar entre 4 y 7 viajes al día por cuenta de 2 locomotoras y 100 vagones.

Actualmente está en proceso de licitación la segunda parte de ese sistema, que va desde Chiriguaná hasta las poblaciones de La Dorada y La Cabaña. En agosto deberá adjudicarse la operación de este corredor que atenderá los requerimientos de exportadores antioqueños y del Eje Cafetero hacia el puerto de Buenaventura.

Más adelante está previsto que el Sistema Ferroviario Central se extienda hasta la población de Villa Vieja, en el departamento del Huila.

De acuerdo con Soto, en lo que respecta a la Concesión Tren del Carare, se está analizando la forma como se desarrollaría ese proyecto. Es una red que permitiría movilizar carbones siderúrgicos y térmicos desde los departamentos de Boyacá, Cundinamarca, e incluso Santander.

La propuesta cuenta con la asesoría del gobierno brasileño y de la Federación Nacional de Productores de Carbón (Fenalcarbón).

Para sacar adelante el proyecto, 45 empresas carboneras constituyeron la Corporación del Ferrocarril del Carare.

"El gremio dice que garantiza cinco millones de toneladas para movilizar al año en ese sistema. A finales de 2008 se conocerán mayores avances en esa propuesta", agrega el gerente del Inco. El objetivo es que el Tren del Carare se conecte con el Sistema Férreo Central.

Carare, tren para el 2009

Fuentes que han seguido de cerca la propuesta para sacar adelante el Tren del Carare dijeron que el cronograma general prevé que el proyecto esté listo para comenzar a ejecutarse el próximo año, de tal manera que a finales del 2009 el ferrocarril ya esté operando.

Actualmente, se están realizando los diseños. Ese corredor férreo resulta estratégico para abaratar los costos de transporte del carbón desde el interior del país hasta los puertos. Actualmente movilizar el mineral cuesta entre 38 dólares y 40 dólares por tonelada.

Cambios en Tren del Pacífico

Con el compromiso de reponteciar los servicios de transporte en el corredor férreo del Pacífico, adquirir equipos y terminar, en un plazo de tres meses, la rehabilitación de unos 113 kilómetros de vía que aún hacen falta, la empresa Tren del Oeste asumirá la concesión asignada en un principio a Tren de Occidente.

La nueva compañía está conformada por empresarios del Valle del Cauca, Antioquia e inversionistas internacionales, y para que sus operaciones sean rentables, deberá movilizar al año un millón de toneladas.

"El mejor pleito es el que no se tiene", argumenta el gerente del Instituto Nacional de Concesiones (Inco), Álvaro José Soto. Por esa razón, dice, fue que el Gobierno Nacional aceptó la propuesta de Tren de Occidente de ceder a otra empresa la concesión, a cambio de dar por terminado un Tribunal de Arbitramento convocado por inviabilidad financiera y con el compromiso de fijar nuevos parámetros en el contrato de concesión.

"Se hizo un acta de entendimiento bajo la cual se revisaron las condiciones de la propuesta, que debió ser favorable para el Estado en todo momento y que beneficiara a los usuarios potenciales del sistema", afirma Soto.

En su momento, el gerente de Tren de Occidente, Alfonso Patiño, explicó que las pérdidas sumaban 800 millones de pesos cada mes, por lo que era necesaria una reestructuración de la concesión.

El sistema férreo del Pacífico tiene 498 kilómetros, de los cuales ya están rehabilitados 387 kilómetros. Deben rehabilitarse 113 kilómetros, de los cuales 63 kilómetros ya cuentan con todos los materiales.

Siga bajando para encontrar más contenido