A cambio de salvar a la empresa, trabajadores de Coltejer renunciaron a la convención colectiva

Así lo hicieron el 96 por ciento de los asistentes a la votación a la que concurrieron el 90 por ciento de los trabajadores de una de las cinco organizaciones existentes.

POR:
mayo 11 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-11

La movida se dio este fin de semana y de nuevo se le dio un respiro a la textilera, al punto de irse a la liquidación.

Y es que el pasado miércoles la textilera había quedado al borde de la disolución, pues tres de los sindicatos no citaron a sus afiliados a la asamblea donde se debía ratificar la capitalización de acreencias.

Se trataba de Sintratextil Subdirectiva Itagüí, Sinaltradihitexco y Sintratextil Subdirectiva Rionegro, que tienen afiliados el 22 por ciento de los trabajadores de Coltejer.

Por eso en horas de la noche la presidencia de la compañía expidió un lacónico comunicado en el que lamentaba los acontecimientos y señalaba que las directivas convocarían al comité que desde hace siete años vigila su desempeño dentro del marco de la Ley de reestructuración financiera para que decidiera la liquidación.

En una encuesta celebrada el paso 23 de abril los trabajadores habían aceptado por amplia mayoría la propuesta del presidente de la textilera, José Roberto Arango.

Sin embargo, el ambiente se enrareció el miércoles pasado y la empresa informó a la Superintendencia Financiera que no había total certeza sobre un acuerdo definitivo.

Además, la empresa pidió 10 días hábiles para definir los pactos y mantener suspendida la negociación de la acción en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC).

Esta semana se define la suerte de la textilera: saber si puede ser vendida o, por el contrario, va a liquidación.

Una compleja operación en la que hay muchos actores

El presidente de la textilera pretende que los empleados y pensionados renuncien a los beneficios obtenidos mediante la convención colectiva a cambio de acciones de la empresa. Los nuevos dueños podrán conservar los títulos o venderlos a un inversionista que se interesaría al conocer el saneamiento.

De antemano, Coltejer ya había revelado el interés de mexicanos. Sin embargo, se requiere que los empleados renuncien a su antigüedad. El pasado viernes fue agitado en la textilera: con pancartas y arengas trabajadores no sindicalizados exigieron a los tres sindicatos que convocaran a las audiencias que les permitan renunciar a la convención.

Siga bajando para encontrar más contenido