Un camino hacia la competitividad

Con estaciones de capacitación por temas enfocados en cada una de las debilidades que, según se ha identificado, tienen las mipymes caleñas, la Cámara de Comercio de esta ciudad está trabajando en la capacitación y el acompañamiento personalizado a las micro, pequeñas y medianas empresas.

POR:
noviembre 19 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-19

Colombian Security, una pyme de instalación y mantenimiento de circuitos cerrados de televisión y automatización de edificios es una de las 700 organizaciones que ha entrado en el proceso desde su creación, a mediados de este año. Gracia a ello, hoy está implementando sistemas de calidad para reemplazar algunos procedimientos informales que tenía antes. “Ahora utilizamos formatos y procedimientos instructivos y los clientes ven cómo vamos mejorando. Además, estamos haciendo encuestas de satisfacción del cliente para ver cuáles son nuestras falencias y conocer a los clientes”, dice Ángela Montero, coordinadora de calidad. Por otro lado, gracias a un convenio de la Cámara con Icontec, Colombian Security empezó el proceso de certificación ISO 9000, para el cual recibieron 72 horas de capacitación y ahora cuentan con un asesor en la materia, que les deja tareas permanentemente. Dentro de las ‘rutas’ que ha recorrido la empresa con la Cámara también están la financiera, que les enseñó a manejar herramientas de flujo de gastos para planear mejor los presupuestos, y la de comercialización, que les ha ayudado a abrir nuevos mercados y les ha permitido conocer a otros empresarios que hacen parte del mismo proceso, con los que ya han cerrado negocios. Entre otros, una mipyme se convirtió en su proveedor de computadores y ahora una ferretería les cotizó un circuito cerrado de televisión. El programa ‘Rutas Empresariales’ nació después de un sondeo realizado en el segundo semestre del 2006 con 1.591 empresas, en el que se identificaron debilidades en los temas financieros, de logística, comercialización, calidad, estructuración fiscal y contable, entre otros. “Así se creó un servicio en el que cada pyme se monta en una especie de carretera con estaciones de servicio en las que se trabajan sus necesidades”, cuenta Julián Domínguez, presidente de la entidad. Por eso, antes de iniciar su ruta, cada compañía pasa por un diagnóstico, de modo que se pueda hacer un seguimiento personalizado con indicadores de gestión, en el que se trabaja con su debilidad más sentida. Una vez han pasado por todas las rutas, o por las que requieren fortalecimiento, participan en ruedas de negocios internacionales, con entidades del estado y con grandes superficies. FOCALIZACIÓN DE NECESIDADES “La ley mipymes establece obligaciones para venderle al estado y se está trabajando en mostrar las oportunidades que existen con este gran comprador y cómo acceder a ello”, dice Domínguez. “El estado compra cerca de 20 billones de pesos en insumos y servicios”, añade. Asegura que la entidad se está adaptando a las necesidades de los empresarios locales y por eso hay rutas en las que cada empresa busca lo que necesita en su camino. “El sentido es que avance y agregue valor a la actividad del empresario”, concluye. Para iniciar el proceso, los microempresarios deben invertir 150.000 pesos. Para las pymes la tarifa está en 240.000. 208 empresas ya pasaron por todas las estaciones y completaron el proceso de capacitación.

Siga bajando para encontrar más contenido