Las camisetas de la Selección, de moda entre delincuentes

Un total de 10.972 unidades han sido incautadas por ser de contrabando.

General Gustavo Moreno, comandante de la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa).

Carlos Ortega / Portafolio

General Gustavo Moreno, comandante de la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa).

POR:
mayo 22 de 2014 - 03:26 a.m.
2014-05-22

Las camisetas de la selección Colombia de Fútbol, además de ser la más preciadas por los aficionados a este deporte mundialista y los comerciantes legales, también ha sido presa fácil de los ladrones y contrabandistas.

Esto último lo evidenció el general Gustavo Moreno, comandante de la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa), quien destacó que al cierre de este miércoles, un total de 10.792 camisetas han sido aforadas de los embarques que se han decomisado en el país. Se estima que este matute tiene un valor superior a los 569 millones de pesos.

“Medellín, Santa Marta, Cúcuta y Bogotá, son los sitios donde más se han decomisado camisetas”, dijo el oficial de la Policía.

El último golpe dado por la Polfa fue el 9 de mayo pasado, en el aeropuerto Eldorado, de Bogotá, donde se incautaron 1.944 unidades de camisetas, por un valor estimado de 148,7 millones de pesos. La mercancía venía procedente de Hong Kong.

Bajo la modalidad de encomienda, se incautaron 456 unidades en Medellín.

En cuanto al delito del robo, al cierre de abril se estimaban en 200 millones las pérdidas ocasionadas por el robo del producto, calculó Alto Colombia, una empresa especializada en consultorías para la reducción de pérdidas por robo y fraude.

Entre enero y abril de este año, 1.000 camisetas fueron robadas en 145 locales comerciales (supermercados y almacenes de cadena) de Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla. Cada una de estas, en promedio, cuesta 180.000 pesos.

Por estos 1.000 hurtos, 42 personas han sido judicializadas ante las autoridades.

Según el reporte de Alto Colombia, de los casos detectados, la mitad de los robos fueron cometidos por bandas; el 35 por ciento, por ladrones ocasionales y un 15 por ciento, por los mismos empleados de los almacenes y tiendas.

Al igual que para la comisión de otros delitos, la Policía asegura que en varios casos las bandas utilizan a menores de edad o a personas inimputables y que también se aprovechan de quienes no tienen antecedentes, con lo cual disminuyen el riesgo de que el ladrón termine en la cárcel.

Siga bajando para encontrar más contenido