Canadá envió por tercera vez al parlamento el texto del Tratado de Libre Comercio con Colombia | Finanzas | Economía | Portafolio

Canadá envió por tercera vez al parlamento el texto del Tratado de Libre Comercio con Colombia

Ahora el destino del tratado está en manos del ministro de Comercio Internacional de ese país, P. Van Loan.

POR:
marzo 14 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-14

El gobierno de Canadá envió por tercera vez al parlamento el texto del Tratado de Libre Comercio con Colombia (TLC). Y ante las arremetidas que de entrada han desplegado organizaciones sindicales canadienses, el ejecutivo del país norteamericano está destacando los acuerdos sobre cooperación laboral y medio ambiente -paralelos al tema comercial- que fueron firmados con Colombia.

Al comenzar esta nueva ofensiva en favor del tratado, el ministro de Comercio Internacional de Canadá, Peter Van Loan, dijo que el TLC junto con sus acuerdos paralelos sobre Cooperación Laboral y Medio Ambiente, es sólo uno de varios instrumentos del Gobierno que apoya los esfuerzos de Colombia tendientes a lograr un mayor nivel de paz, seguridad y prosperidad.

En las dos ocasiones previas, el ejecutivo canadiense ha tenido que retirar la iniciativa porque no ha contado con los votos suficientes para hacerla aprobar del parlamento, hasta donde se ha hecho oír la campaña que busca su hundimiento y en la cual participan partidos políticos, organizaciones sindicales y ONG de Canadá y Colombia.

Entre tanto, el Gobierno de Colombia, dice el viceministro de Relaciones Laborales, Ricardo Echeverri López, ha invitado al país a parlamentarios canadienses para que conozcan mejor la realidad colombiana, dijo el funcionario.

Además de recibi la información del Gobierno, se han entrevistado con sindicatos, ONG y gremios empresariales, ministerios, etcétera.

Como resultado de estos viajes se consiguió el apoyo canadiense a la ampliación de la planta de inspectores de trabajo del Ministerio de la Protección.

El TLC con Canadá se terminó de negociar hace 20 meses, y sus contenidos son objeto de fuertes críticas de los opositores. Las denuncias sobre violaciones de derechos humanos y laborales, asesinatos de sindicalistas y amenazas a dirigentes obreros, lo mismo que sobre la relajación de las normas ambientales han frenado el paso del acuerdo comercial por el parlamento canadiense.

Situación parecida, en lo laboral, se ha presentado con el TLC con Estados Unidos y analistas anticipan mucho ruido con el de la Unión Europea, en el que aún Colombia intenta un cambio en lo dialogado sobre el sector lácteo.

El gobierno colombiano, por su parte, ha señalado que, gracias a las acciones oficiales, los homicidios de sindicalistas han bajado de 197 en el 2001 a 39 en el 2009, de acuerdo con la Escuela Nacional Sindical.

En todos esos años, el total de asesinatos es de 842 y en ellos se han proferido 239 sentencias judiciales (200 en los últimos cuatro años) contra 340 personas.

El viceministro Echeverri insistió en los avances del país en la protección de los derechos humanos y laborales de los sindicalistas, lo cual ha sido reconocido por la propia Organización Internacional del Trabajo (OIT), en cuyo último informe sobre la materia considera a Colombia "un país en progreso", categoría en la que quedó incluido por segundo año consecutivo.

Protección al medio ambiente

En lo ambiental, el acuerdo compromete a los dos países a esforzarse por establecer altos niveles de protección ambiental, a hacer cumplir su legislación y su política internas, y a no debilitar estas leyes a fin de promover el comercio o la inversión.

Canadá se ha comprometido a trabajar con Colombia para ayudar a proteger y conservar los recursos biológicos, uno de los más diversos del mundo, en una manera que respete, conserve y mantenga el conocimiento, las innovaciones y las prácticas tradicionales de las comunidades indígenas y locales.

Siga bajando para encontrar más contenido