Canciller alemana rechaza apoyo a Grecia y defiende fortaleza del Euro en medio de fuerte caída de la moneda

Angela Merkel recordó que no ha sido necesario gastar en ayudas para Grecia y subrayó que este país no ha caído en la insolvencia. Mientras tanto, el Euro se desploma a su nivel más bajo en 10 meses.

POR:
marzo 25 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-25

Merkel dijo que Grecia ha presentado un ambicioso plan de ahorro y ha logrado colocar con éxito su deuda pública en los mercados internacionales. De esa manera insistió en que Grecia no necesita ayudas inmediatas para superar su grave crisis financiera.

Merkel aseguró que Grecia podrá contar con ayudas bilaterales de otros socios europeos y el apoyo del Fondo Monetario Internacional (FMI), pero insistió en que esas medidas serían aplicables únicamente cuando un país de la Eurozona ya no puede conseguir capital en los mercados.

La jefa del gobierno alemán reconoció que la insolvencia de un solo miembro de la Eurozona puede traer consigo "gravísimos riesgos" también para Alemania, pero se mostró convencida de que la situación actual será superada con éxito por la Unión Europea.

Asimismo rechazó tajantemente las críticas a la presunta postura indecisa de Alemania ante la crisis de Grecia, dijo que "un buen europeo no es necesariamente aquel que ayuda con celeridad" y subrayó que los oscuros augurios para Atenas no se han producido.

Igualmente rechazó las críticas vertidas por otros países de la Unión Europea que han acusado a Alemania de debilitar a sus socios con sus éxitos exportadores. "Es absurdo convertir a Alemania en el cabeza de turco por los problemas que ahora debemos afrontar", dijo la canciller ante el pleno del Bundestag, ante el que aseguró que Alemania no hace sino fortalecer la capacidad económica de Europa.

Angela Merkel hizo referencia a la "consciente socavación" del Pacto de Estabilidad por parte de Grecia, advirtió a los socios de la Unión Europea para que un hecho así no vuelva a repetirse y comentó que dicho pacto no está preparado para afrontar una eventualidad como esa.

"No hay alternativa razonable al saneamiento de las finanzas estatales", dijo Merkel para seguidamente hacer un llamamiento a todos los socios de la UE a someter sus presupuestos al Pacto de Estabilidad reduciendo sus déficit, medida "irrenunciable para el futuro de Europa".

En su intervención ante la cámara baja alemana la canciller federal defendió una reforma de los tratados de la Unión Europea para contar con instrumentos adecuados y efectivos a la hora de afrontar crisis como la desatada por Grecia.

Pero también defendió enérgicamente a los "padres" de los tratados europeos por no haber prevenido situaciones críticas, ya que nadie podía haber augurado el alcance y la gravedad de la crisis financiera mundial desatada hace ya dos años.

La líder cristianodemócrata alemana señaló que ningún país de la Unión Europea es capaz de hacer frente por sí solo a los riesgos derivados de la crisis financiera internacional y afirmó en tono optimista que "unidos somos mas fuertes".

En el posterior debate parlamentario, la oposición socialdemócrata, verde y de La izquierda acusó a Merkel y su gobierno de mantener "un comportamiento oportunista" en la crisis de Grecia y de "aislar a Alemania en Europa" por la interminable discusión con los socios sobre la forma de las ayudas a Grecia.

Euro se desploma a su peor nivel en diez meses

El euro cotizaba el jueves en torno a sus mínimos de 10 meses frente al dólar por preocupaciones fiscales luego de que en la sesión anterior fuera rebajada la calificación de deuda de Portugal y a la espera de una cumbre  europea que discuta una ayuda a la endeudada Grecia.

Esfuerzos diplomáticos en la víspera de la cumbre de dos días de la Unión Europea no lograron subsanar las diferencias sobre si se debe o no ofrecer asistencia financiera a Grecia, mientras Francia y Alemania discuten el rol que debería tomar el  Fondo Monetario Internacional y la forma de una contribución de la zona euro.

Las preocupaciones por la deuda de los países periféricos de la zona euro se mantenían en el centro de la atención, luego de que Fitch Ratings rebajó la nota de la deuda soberana de Portugal el miércoles, lo que también pesaba sobre la moneda  única.

'Es poco probable que los líderes de la UE definan un plan detallado para Grecia, por lo que probablemente se mantendrá el euro bajo presión', dijo Lee Hardman, estratega cambiario de Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ.

'Se mantendrá intacto el panorama pesimista para el euro en el corto plazo, donde las posiciones fiscales insostenibles   están siendo castigadas', agregó.

El euro llegó a 1,3283 dólares en la plataforma EBS, su menor cota desde mayo del 2009. Iniciando la mañana, subía un 0,1 por ciento en el día, a 1,3327, mientras los participantes cortoplacistas tomaban ganancias de sus posiciones cortas,  comentaron operadores.  

El índice dólar, que mide su desempeño frente a seis monedas de referencia, avanzó hasta un máximo de 10 meses de 82,062. Luego, bajaba levemente en el día a 81,780.

La divisa estadounidense cedía un 0,2 por ciento, a 91,95 yenes, pero rondaba su máximo de 10 semanas de 92,42 yenes marcado en la plataforma EBS en la jornada previa.

Siga bajando para encontrar más contenido