¿Cuál es el candidato que más les suena a los cafeteros?

Luego de ser incluido en la terna de aspirantes al cargo, Roberto Vélez llegará este fin de semana al país para promover su candidatura a la gerencia de la Federación Nacional de Cafeteros.

Roberto Vélez Vallejo, uno de los integrantes de la terna para la gerencia de la Federacafé.

Archivo particular

Roberto Vélez Vallejo, uno de los integrantes de la terna para la gerencia de la Federacafé.

Finanzas
POR:
julio 23 de 2015 - 03:04 a.m.
2015-07-23

El interés por iniciar una etapa de unidad gremial, llevó a los cafeteros y al Gobierno a escoger a Roberto Vélez Vallejo, actual embajador de Colombia en Japón, como uno de los candidatos al cargo de Gerente de la Federación Nacional de Cafeteros.

Portafolio consultó con directivos del sector, y encontró que su nombre es el que más les suena a los cafeteros para ocupar el máximo cargo del gremio. Es más, su postulación registró la menor resistencia a la hora de conformar la lista de quienes irán a la final el próximo 12 de agosto.

El diplomático habló desde Tokio con este diario sobre su propuesta de darle ‘un vuelco’ al sector, afectado por 16 años de confrontaciones. Vélez llegará a Bogotá el fin de semana para explicar su propuesta.

¿Cómo es eso de pasar de ser embajador en Japón a candidato a gerente de los cafeteros?

Es una deferencia que el Comité de Cafeteros del Risaralda tuvo conmigo al incluir mi nombre en una baraja de pereiranos y risaraldenses, con los que se participó en los 19 contendores iniciales a la gerencia de la Federación.

A usted se le cataloga como uno de los candidatos de más consenso. ¿Se siente como tal?

Yo no sé si el de más consenso, pero sí he escuchado que en torno a mí hay la mayor unidad que el gremio requiere. La palabra hoy del gremio es unidad, porque el sector viene de 16 años de una muy dura confrontación entre los comités. Es importante el tema de la unidad del sector. No puede ser que un sector tan importante esté disgregado y no tenga una unidad de criterio hacia dónde marchar.

¿Qué hacer para que se logre esa unidad?

Se necesita que todos se sientan representados. Se necesita que los cafeteros vean en su dirección a alguien que interpreta su sentir. Por eso, de las primeras cosas que me propongo hacer es ir a visitar al sector cafetero a todo nivel, para escuchar de ellos, no solamente las solicitudes, sino también las soluciones, porque parte de las soluciones de lo que puede ser el revivir del sector está en el conocimiento mismo de los cafeteros, está en lo que los cafeteros saben hacer.

Y eso me propongo: preguntarle a los cafeteros qué creen que podemos hacer, cómo creen que lo podemos hacer. Y mi tarea es coordinar y ejecutar.

¿Qué elementos serían fundamentales en una gestión suya al frente de los cafeteros?

Los cafeteros no pueden esperar a que el gerente sea un superhéroe, que el día que llegue ya quede todo solucionado. Le puedo ofrecer al gremio mi conocimiento y experiencia de 23 años en todo el sector, en todos los ámbitos tanto internos como externos; además de la capacidad de escuchar a los cafeteros y tratar de ejecutar de la mejor manera las solicitudes y los requerimientos para hacer del café nuevamente un negocio que sea rentable.

¿Dónde ve las mayores potencialidades y las mayores debilidades del sector?

Las potencialidades están en la calidad del café y en el nombre que tiene el origen internacionalmente y en la capacidad de colocación e inserción en el mercado de los cafés especiales. Las debilidades están en los altos costos y la falta de productividad.

¿Qué debe hacerse?

Hay que trabajar fuertemente en la renovación cafetera. Mientras uno no tenga un parque cafetero joven, no pueden tener productividades altas.

Hay que seguir trabajando en el tema de investigación y desarrollo de variedades, que sean con cosechas más concentradas para tratar de bajar el costo de mano de obra del sector cafetero.

Hay que seguir estudiando nuevas variedades de café, que sean todavía más productivas y hay que trabajar en todo el tema de sostenibilidad a lo largo y ancho de la geografía cafetera. Esas son cosas inaplazables.

¿Qué debe preverse a corto plazo?

El café no tiene tiempos cortos.

Hay necesidades de corto plazo, pero las soluciones del café son de largo plazo, porque es un cultivo de tardío rendimiento y el cafetero está comprometido con su cafetal en el largo plazo y por eso sus políticas tienen que ser de largo plazo.

¿Cuáles son las necesidades a corto plazo que usted identifica?

Tenemos que revisar a fondo las recomendaciones de la Misión Cafetera que publicó el Gobierno.

A eso tenemos que hacerle un debate a fondo entre los cafeteros. Allí hay una serie grande de recomendaciones que hay que mirar. Necesitamos darle una vuelta al sector muy rápidamente.

¿La rentabilidad es una de esas preocupaciones de corto plazo?

Sí, es una angustia que no podemos resolver ya.

El que entre como gerente, y yo aspiro a ser ese, no puede hacer que mañana se tengan precios del café más remunerativos o que pasado mañana tengamos costos de producción más baratos. Ese es un trabajo de largo aliento.

¿Usted habló con el presidente Santos de esta candidatura? ¿Qué le dijo?

El Presidente lógicamente está totalmente enterado porque en este momento soy un funcionario del Gobierno. Sin su anuencia no podría estar ahí.

¿El Presidente sugirió su nombre?

El Presidente no pone nombres. Él avala y escucha a los cafeteros. Eso fue un trabajo de consenso del Comité Nacional.

¿A qué le pondrá más empeño?

Nos concentraremos en la innovación. No es una frase de cajón, sino reúne lo que tenemos que hacer en adelante: innovar.

UNA VIDA ENTRE EL CAFÉ Y LA DIPLOMACIA

Roberto Vélez Vallejo es el candidato que se ha movido casi por igual entre el café y la diplomacia colombiana.

En ambos mundos se ha caracterizado por su sentido gerencial, pero presto a escuchar lo que sus colaboradores tienen que decir.

En su lado de cafetero, Vélez (de 56 años) tiene una experiencia de 23 años vinculado a la Federación Nacional de Cafeteros, donde se desempeñó por seis años en la gerencia comercial, entre el 2002 y el 2008, tras haber sido director de esa institución gremial en Asia (1999/ 2002). En la Federacafé también ocupó el cargo de director de Proyectos Especiales de Mercadeo (1996/1999) y estuvo encargado de la subdirección Comercial en abril de 1994.

Así mismo, Vélez tiene una amplia faceta diplomática. Es el actual embajador de Colombia en Japón (desde julio del 2014), además de que se le reconoce haber logrado abrir embajadas de Colombia en Malasia (1994/1996) y en los Emiratos Árabes Unidos (2011/2014).

Es economista de la Universidad Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario con posgrado en gerencia de la Universidad de Brighton en Inglaterra (1984/1985). Habla inglés, japonés y francés perfectamente.

ASÍ SE LLEGÓ A LA TERNA PARA GERENTE

Desde las 10 de la mañana, del pasado martes, los representantes de los 15 comités departamentales de cafeteros se reunieron en el piso 12 de la Federación, en la calle 72 entre carreras 7 y 8, para escoger la terna de candidatos a la gerencia del gremio.

La cordialidad entre los delegados caracterizó el encuentro, a pesar de las diferencias de opinión que existen al interior de la organización cafetera.

Entre una y otra taza de café, los miembros del Comité Directivo empezaron a revisar las hojas de vida de los 8 postulados para integrar la terna, de la que saldrá el nombre del nuevo gerente el 12 de agosto.

Entre uno y otro comentario, llegó la hora del almuerzo, que consistió en un apetitoso baby beef, que consumieron sin levantarse de la mesa, mientras seguían hablando del tema que los congregaba.

Pero a partir de las 4 de la tarde, cuando llegaron los ministros, con lo cual la reunión dejó de ser un Comité Directivo y se convirtió en Comité Nacional, las cosas se calentaron. Mauricio Cárdenas (Hacienda), Aurelio Iragorri (Agricultura), Cecilia Álvarez (Comercio e Industria) y Simón Gaviria (Director del DNP), se ubicaron en la mesa.

Hasta esa hora, el único consenso consistía en que había que escoger al candidato que generara la menor resistencia entre las diferentes fuerzas cafeteras.

La tensión comenzó a evidenciarse cuando los delegados del Gobierno pidieron descartar la hoja de vida de Luis Eduardo Gómez, por considerar que había un impedimento legal para ocupar el cargo, ya que, como presidente de Finagro, había firmado contratos con la Federación. De inmediato, los cafeteros pidieron hacer lo propio con la hoja de vida de Juan Esteban Orduz, pues afirmaban que no reunía el consenso que se quería. Este debate se tomó prácticamente toda la reunión. Al final, tras escuchar los argumentos, el Gobierno accedió a retirar el nombre de Orduz, a pesar de que contaba con 8 votos a favor entre los delegados de los comités, que sumados a los 15 del Gobierno, obtenía la mayoría para imponerlo en la terna.

La realidad es que el Gobierno llegó con la clara instrucción de buscar consenso, pues solo así se logra la gobernabilidad en la Federación. Poco a poco la tensión se redujo y la escogencia de los finalistas se hizo más expedita, a pesar de que los nombres de Gómez y Orduz sonaron hasta el cierre.

Descartados los dos candidatos más opcionados, se procedió a la revisión de cada una de las hojas de vida, aplicando el mismo criterio, y bajo el concepto de que, en buena medida, todos tenían méritos para desempeñar el cargo.

De esa manera se llegó a la terna definitiva. Roberto Vélez, Adriana Mejía y Luis Guillermo Vélez lograron el mayor consenso, pues generan la menor resistencia entre los miembros del Comité Nacional.

Pero todo indica que la balanza está inclinada en favor de Roberto Vélez, pues su nombre es respaldado por la mayoría de los comités y el propio Gobierno. Basta con recordar que Vélez Vallejo es el actual embajador de Colombia en Japón.

Al final, el Comité Nacional de Cafeteros fue clausurado, de manera cordial, con un ceviche, al filo de las 10 de la noche.

Ahora, la decisión es de carácter gremial. El 12 de agosto, la votación la harán los 90 delegados de los 15 comités departamentales.