Candidatos: ¿qué modelo de país ofrecen?

Richard M. Nixon, en su libro Líderes, menciona que un líder piensa en el pasado- mañana, hace las cosas adecuadas, representa una dirección de la historia de acuerdo al tiempo lugar...

POR:
abril 12 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-12

Richard M. Nixon, en su libro Líderes, menciona que un líder piensa en el pasado- mañana, hace las cosas adecuadas, representa una dirección de la historia de acuerdo al tiempo lugar y circunstancia, exige una amplia visión que lo inspire y le permita inspirar a una nación y precisa a la vez la visión y la capacidad de conseguir lo adecuado.

Como el futuro Presidente de los colombianos tiene la posibilidad de gobernar 8 años, al ser reelegido, es pertinente conocer cuál es la visión y el modelo de país que ofrecen los candidatos. Las respuestas a los problemas mediáticos y coyunturales no son suficientes para asumir el destino de este país si no conocemos para dónde vamos, especialmente si los instrumentos y los medios para alcanzar los fines de largo plazo son coherentes.

Reflexionemos sobre algunos temas:

CRECIMIENTO SOSTENIBLE CON CALIDAD

El profesor Joseph E. Stiglitz, en el artículo 'El economista ético', publicado en Foreign Affairs, menciona que lo importante de las cifras de crecimiento económico no es sólo su cantidad, sino su calidad. Un crecimiento sustentable está relacionado con mejoras en los niveles de vida de la población de hoy, y de las generaciones futuras. Lo importante es cómo mejora el ingreso medio (el nivel de ingreso del cual 50 por ciento de la población está debajo y 50 por ciento arriba); esto está relacionado con la productividad, con la expansión de los sectores productivos para generar empleo.

¿Cuál es el modelo que ofrece para garantizar el crecimiento con calidad, además de generar oportunidades de empleo en forma sostenible?

CRECIMIENTO CON DISTRIBUCIÓN DEL INGRESO

En el 2008, el coeficiente de Gini era de 0,59; el 20 por ciento de los hogares con mayor capacidad de pago concentraban el 54 por ciento de los ingresos del país; el 49 por ciento de la población se encontraba por debajo de la línea de pobreza; se puede inferir que 9 millones de colombianos se benefician de una mejor calidad de vida que el resto de los 36 millones de colombianos.

El profesor Jeffrey Sachs de la Universidad de Harvard, en su libro El fin de la pobreza, considera que el sector público y privado, de acuerdo con su papel, deben invertir en seis aspectos que carecen los pobres (con ingresos diarios menores de 2 dólares -4.000 millones de personas en el mundo-) para ser productivos y tener movilidad social: capital humano (educación, salud, nutrición); capital empresarial (maquinaria, equipo, capital de trabajo); infraestructura (carreteras, telecomunicaciones, servicios públicos); capital intelectual (investigación y desarrollo tecnológico); capital natural (tierra de buena calidad, conservación de la biodiversidad y los sistemas ecológicos), y capital público institucional (sistema de justicia, regulación económica, seguridad).

El propósito de las inversiones es cambiar el esquema piramidal hacia uno tipo diamante, donde se reduzca la base de los más pobres y aumente la de la clase media.

¿Cuál es la salida para la inversión social que permita reducir la pobreza en Colombia?

PROMOCIÓN DE LA COMPETENCIA

En la economía de mercado, la competencia en todos sus órdenes tiende a favorecer, con mejores precios y calidad de productos y servicios a los usuarios. Cuando se crean monopolios u oligopolios artificiales en cualquier sector de la economía, prima el interés particular sobre el general, se genera concentración de la riqueza y aumenta la pobreza, que de por sí es preocupante en Colombia.

Los que creemos en la economía de mercado sabemos que a todos nos va bien si la mayoría de los colombianos participan del mercado; esto es posible si se logra aumentar su capacidad de pago que permita mejorar su bienestar al incrementar la demanda y el acceso de mayores bienes y servicios a través del consumo o el ahorro, que por ende, generaría mayor producción y crecimiento del PIB, y así derrotar las condiciones de pobreza de la mayoría de los colombianos.

¿Cuáles son los mecanismos que ofrece para promover la competencia en los diferentes sectores de la economía colombiana? ¿Qué políticas propone para corregir las fallas de los mercados, cuando hay ineficiencia económica o equilibrio imperfecto?

COMERCIO EXTERIOR Y PRODUCTIVIDAD

Para mejorar el desempeño de países como Colombia, en comparación con otras naciones industrializadas, debe mejorar la tasa de ahorro nacional, invertir en investigación y desarrollo, buscar una educación básica de buena calidad y modernizar su infraestructura.

Cuando sube la productividad, el resultado principal es un aumento en los salarios reales; si el alza de productividad es sostenida significa estándares de vida crecientes. Una alta productividad es beneficiosa no porque le ayude a un país a competir con otros países, sino porque le permite producir, y por lo tanto, consumir más. En un famoso estimativo, el profesor Robert Solow, de MIT, concluyó que el progreso tecnológico de E.U. era responsable del 80 por ciento del incremento, a largo plazo, en el ingreso per cápita, y que el incremento de la inversión de capital explicaba sólo el 20 por ciento restante.

El problema competitivo en Colombia es de productividad interna y no de subsidiar sectores económicos, de cerrar las fronteras o de fallas de la competencia extranjera subsidiada. ¿Qué estrategias y planes plantea para aumentar la productividad del país?

POLÍTICA MACROECONÓMICA

El crecimiento de las empresas o su permanencia en los mercados obedece a la secuencia utilidades, -rentabilidad- flujo de caja. El comportamiento de su crecimiento (las ventas, la producción, las utilidades, los costos, la productividad, la rotación de cartera y de inventarios), dependen, en alguna medida, de factores no controlables que tienen relación con la situación económica del país o del sector (el grado de competencia, los cambios en la demanda, la regulación, la inflación, las tasas de interés, el atraso tecnológico y el flujo de dinero).

Estas variables están afectadas por decisiones del Banco Central en materia de regulación monetaria, cambiaria y tasas de interés, para controlar la inflación (Constitución de 1991), y por las medidas regulatorias, las políticas fiscales y el gasto del Gobierno.

El profesor Paul Krugman menciona que el nivel de empleo es un asunto macroeconómico que depende, en el corto plazo de la demanda agregada y en el largo plazo de la tasa natural del desempleo. Las políticas del Banco Central como la de la tasa de interés tienen más impacto sobre la tasa de desempleo que cualquier política comercial.

En Colombia, el papel que desempeña el Banco de la República en la economía, le plantea el complejo desafío de tomar decisiones que le permita velar por el mantenimiento de la estabilidad de precios, en coordinación de la política económica general, pero midiendo sus impactos (en el corto y en el largo plazo), en los sectores productivos y en los mercados, para lograr en lo posible una tendencia de crecimiento sostenible en cantidad y calidad, con reducción del desempleo. El próximo Gobierno debería preocuparse por el equilibrio presupuestal, en el tiempo, con inversiones que eleven el nivel de vida de los colombianos.

¿Cuál será el eje de la política macroeconómica en términos fiscales y del gasto y su coordinación con el Banco Central?

El debate presidencial debería orientarse con un nivel de mayor profundidad, hacia la visión y las estrategias fundamentales de largo plazo de desarrollo económico y social; el tratamiento de variables como la cultura de la paz y el respeto por los recursos, que ofrecen los candidatos; de esta manera los colombianos podrán conocer si los instrumentos que plantean les permitirán, en forma coherente, cumplir con lo que realmente proponen.

Siga bajando para encontrar más contenido