Hasta que el capitalismo se suicidó

¿Abuelo Benny, es cierto que el capitalismo se suicidó? El abuelo veía a su nieto mientras alimentaba el fuego con fajos de bonos respaldados por hipotecas del 2006 y 2007. “En cierta forma, sí, Joel. En los países desarrollados la gente se volvió muy avara, especialmente los banqueros, y todo el mundo tomó prestado demasiado. En los países menos desarrollados, la gente que buscaba mejorar sus estándares de vida resucitó el monstruo de la inflación”.

POR:
julio 12 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-12

¿Por qué el estallido de la gigantesca burbuja mundial de 2008 pilló a la gente desprevenida? ¿No hubo señales de advertencia, abuelo? “En retrospectiva, Joel, el agua debió haber dado la señal de alerta. Antes de la gigantesca burbuja mundial, la gente rica pagaba 15 dólares por litro de agua embotellada Cape Grim de Tasmania, mientras que, según el Banco Mundial, 700 millones de personas en Asia no tenían acceso a agua potable. Los bancos de inversión, incluso, empezaron a inventar instrumentos que apostaban a que el agua escasearía. No obstante, cuando comenzaron las guerras por el agua, el mundo no estaba preparado. “Chipre empezó a comprar agua a su vecino, Grecia, porque las presas estaban al 7,5 por ciento de su capacidad y sus plantas desalinizadoras no podían satisfacer la demanda. España hizo planes para construir un trasvase para canalizar agua del río Ebro hacia Barcelona, la segunda ciudad más poblada del país, por la peor sequía en medio siglo”. ¿La gente almacenaba el agua de lluvia para beber, como hacemos ahora abuelo?, preguntó Joel. He notado que te pones de muy mal humor si no hay suficiente para que te prepares un café por la mañana. “Algunos sí, Joel. La gente rica, no obstante, compraba su café en tiendas, pagaba una cantidad de dinero absurda por cubos de agua de sabores y un chorro de leche. A Starbucks Corp. le llevó solo cuatro años duplicar su tamaño, así que cuando la empresa dijo en el 2008 que planeaba cerrar 600 cafeterías en Estados Unidos y suprimir 12.000 empleos, el 7 por ciento de la plantilla mundial, algunas personas listas empezaron a preocuparse. “Hablando de la leche, allí hubo otra señal. En toda China, millones de personas ganaban lo suficiente por primera vez para comprar refrigeradores. Entonces corrieron a la tienda a comprar litros de leche para ponerlos en sus flamantes refrigeradores nuevos. Así que los precios de la electricidad subieron para que los refrigeradores pudieran funcionar, y los precios de la leche se fueron por las nubes junto con otros alimentos. La inflación salió de su ataúd y empezó a aterrorizar al mercado de bonos de nuevo”. ¿Qué hicieron los bancos centrales abuelo? ¿No eran ellos los encargados de la economía? “Bueno, las partes más importantes de la economía mundial ciertamente estaban reguladas por bancos centrales independientes encargados de controlar la inflación. Aunque su sistema funcionaba bien en los buenos tiempos, resultó un desastre en los malos. Los gobiernos se apresuraron a despojar a estos representantes no elegidos de las riendas de la política monetaria, pero como la inflación ya estaba fuera de control y el crecimiento se estaba contrayendo, solo empeoraron las cosas”. ¿La inflación mató al capitalismo abuelo? “El capitalismo sembró las semillas de su propio ocaso, porque los beneficios de una década de auge hicieron aumentar el capital, pero nada iba a los empleados, es decir a los trabajadores que no habían tenido un aumento salarial decente durante años, que se apretaran el cinturón cuando acabaron los buenos tiempos resultó ser un desastre. “La gente empezó a darse cuenta de que la derrota del comunismo no significaba que el capitalismo hubiera ganado. Empezaron a surgir grietas. En Nueva Zelanda, el Gobierno nacionalizó los servicios de trenes y trasbordadores del país, y decidió que podía gestionar mejor la red de transportes que el sector privado. “Entonces el euro, uno de los logros del capitalismo, empezó a desplomarse. Después de que Irlanda rechazara el Tratado de Lisboa en tres referendos consecutivos, los otros miembros de la Unión Monetaria decidieron expulsar al país del proyecto. Una vez de que Alemania y Francia se dieron cuenta de lo fácil que era limitar la eurozona solo a aquellos países del núcleo original, empezaron a encontrar excusas para vetar a otros socios, empezando por Italia. “Como los bancos y las entidades hipotecarias empezaron a quebrar más rápido de lo que el Gobierno tardaba en organizar rescates, cada loco con una conexión a Internet empezó a exigir la vuelta a algo llamado el patrón oro. Cuando un grupo de académicos se unieron para denunciar el papel moneda, el público en general perdió toda confianza en el dinero”. - ¿No les pasó algo malo a los animales, abuelo? “Una invasión de langostas obligó a China a cancelar las Olimpiadas de Pekín del 2008. Las abejas empezaron a morirse, y después los pingüinos, los delfines empezaron a suicidarse en masa en playas de todo el mundo. Los escarabajos de pino de montaña (dendroctonus ponderosae) arrasaron los bosques de Norteamérica. Cada vez se volvió más difícil negar que habíamos arruinado el medio ambiente. “Así que cuando salió una película llamada The Road (El camino) sobre un mundo postapocalíptico, la gente ya estaba asustada y enojada. Empezaron a crearse religiones para adorar al autor de la historia, un escritor llamado Cormac McCarthy que nunca dio entrevistas y nunca hizo publicidad, y que había ganado un premio Pulitzer en 1997. Decidieron que era una especie de profeta de la ruina”. A la luz de la chimenea, el abuelo pudo ver que los ojos de Joel empezaban a llenarse de lágrimas. “Suficientes historias por esta noche, maestro Bernanke. Estaremos seguros en esta cueva hasta mañana”.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido