Capitalización es el 'plato fuerte' en el BID y es clave para reelección de Luis Alberto Moreno

Hay varias propuestas sobre la mesa, que oscilan entre 60.000 y 100.000 millones de dólares de capital adicional; la de Washington, la más baja.

Finanzas
POR:
marzo 18 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-18

"Yo soy optimista, pero este es un asunto complejo", dice el presidente del Banco, el colombiano Luis Alberto Moreno.

El balneario mexicano de Cancún empezó ya a recibir a cerca de cuatro mil banqueros y representantes de medio centenar de gobiernos convocados con motivo de la Asamblea Anual del Banco Interamericano de Desarrollo.

Aunque el evento comienza formalmente hasta el lunes próximo, cuando tenga lugar la ceremonia de inauguración con la presencia del mandatario Felipe Calderón, lo normal en estas circunstancias es que las negociaciones importantes y algunos seminarios de corte académico tengan lugar en los días previos al acto oficial de instalación.

La capitalización, en juego

Y en esta oportunidad la actividad es intensa. La razón no es otra que la definición sobre el aumento de capital de la entidad, propuesto en la reunión de Medellín hace un año.

En esa ocasión, un panel de expertos encabezados por el ex ministro peruano Pedro Pablo Kuczynski, recomendó un incremento de entre 73.000 y 180.000 millones de dólares con el fin de que el BID pueda incrementar su actividad crediticia.

Desde ese entonces han tenido lugar decenas de reuniones en las cuales Colombia ha jugado un rol protagónico, pues al ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, le correspondió liderar las más importantes al haber encabezado el encuentro en la capital antioqueña.

Si bien cada uno de los 48 países socios -26 de América Latina y el Caribe y los 22 restantes de Norteamérica, Europa y Asia- deben aportar efectivamente apenas el 4 por ciento de la suma que les corresponda, pues el resto entra dentro de la categoría de 'capital garantía', el tema no es fácil.

El motivo principal es que las naciones más ricas, con Estados Unidos a la cabeza, tienen dificultades fiscales y un buen número de entidades multilaterales han solicitado más fondos. Dentro de estas se encuentran el Banco Mundial, el Africano y el Fondo Monetario Internacional, que están adelantando sus procesos respectivos.

A su vez, el Banco Asiático de Desarrollo ya obtuvo los recursos que estaba buscando, cuando su capital pasó de 55.000 a 165.000 millones de dólares en mayo del 2009.

Las propuestas que hay sobre la mesa

De tal manera en Cancún las negociaciones son intensas, pues hay varias propuestas sobre la mesa, que oscilan entre 60.000 y 100.000 millones de dólares de capital adicional, siendo la más baja la de Washington.

El más adelantado es el planteamiento impulsado por Canadá, que habla de 80.000 millones de dólares con un pago de efectivo que oscilaría entre 2.000 y 2.500 millones y que equivale a un incremento de 80 por ciento sobre el capital actual.

"Yo soy optimista, pero entiendo que este es un asunto complejo", anota el presidente del Banco, el colombiano Luis Alberto Moreno.

"Lo que hemos comprobado es que podemos responderle a los países de la región cuando nos necesitan y que esos requerimientos van a continuar creciendo haya crisis o no", agrega. "Por ese motivo es que el aumento de capital es necesario", señala.

Algo menos de una tercera parte de la suma que se defina tendría que ser aportada por Estados Unidos que es el socio mayoritario del BID con el 30 por ciento. En el caso de Colombia dicha proporción asciende a 2,95 por ciento, mientras que la de Brasil y Argentina es de 10,7 por ciento cada uno.

En caso de no recibir la luz verde, la actividad crediticia del Banco de vería fuertemente restringida, pues se quedaría sin espacio para apalancar su crecimiento en los años por venir. Según los expertos consultados, las posibilidades de que eso sea así son bajas, pero no es claro si en México habrá una respuesta definitiva.

La reelección, en marcha

Aunque no es asunto de la Asamblea, los delegados de los países socios tienen presente que en pocos meses se reunirán en Washington para considerar la reelección de Luis Alberto Moreno.

A medida que pasan las semanas y se confirma que la entidad mantiene sus buenas cifras, todo apunta a una votación favorable en la que el colombiano ya habría conseguido el apoyo de la mayoría de los países de la región, como de más del 51 por ciento de los accionistas tanto intra como extracontinentales.

Esa es la razón principal por la que el ex embajador no tiene rival conocido. Tal como le dijo a PORTAFOLIO un delegado de un país suramericano "para qué vamos a cambiar al capitán del barco cuando vamos navegando bien".

El 2009, un año con récord de financiación

La economía y los desastres naturales están en la agenda