De carácter económico serán la mitad de 51 proyectos que Gobierno llevará a estudio por parte del Congreso

Uno de los más importantes es el de Presupuesto General de la Nación, que debe llegar antes del 29 de julio y estar aprobado antes de la medianoche del 20 de octubre.

POR:
julio 17 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-17

A dos días de iniciar una nueva legislatura, las carreras son el denominador común. Los congresistas no solo hacen cabildeo entre ellos mismos para conformar las mesas directivas, sino que algunos terminan de definir las propuestas que pondrán a consideración de sus colegas.

En el Gobierno, los asesores de los ministerios trabajan a marchas forzadas para tener listas las iniciativas que el presidente Álvaro Uribe quiere radicar este domingo.

'El debate será intenso'

Desde orillas distintas, tanto el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, como la senadora liberal Cecilia López vaticinan que la discusión no será fácil, por la desaceleración de la economía y las condiciones externas.

Sobre este proyecto estarán puestos los ojos de los críticos, que buscarán determinar qué tanto se apretará el cinturón el Gobierno en las circunstancias fiscales actuales.

"Hay problemas fiscales y se ha dicho que los gastos están creciendo más rápido, así que el debate va a ser muy intenso. Además, están los proyectos de carácter político, de justicia y de temas electorales, que complicarán las cosas", dijo la senadora López.

Se estima que los gastos del año entrante estarán alrededor de los 136 billones de pesos, pero esto solo estará claro cuando el Ministerio de Hacienda radique el proyecto. "La discusión será más difícil y compleja porque el entorno que tenemos hoy es menos favorable que hace un año. Por lo tanto, tendrá que ser un presupuesto con muchas más restricciones y complejidades", coincidió el Ministro.

Reforma tributaria local

Esta vez no habrá reforma tributaria en el plano nacional, pero entre las cuentas del Ejecutivo sí está una de carácter territorial.

Aunque no está totalmente definido su contenido, la idea es incluir temas como la eliminación de impuestos como el de marcas y herretes o el de piedra y cascajo, así como corregir otros que no tienen marco legal, como el que se cobra en algunos municipios por el transporte de ganado.

El propósito es dejar solamente los impuestos fundamentales para las regiones, como los del consumo de cerveza, licores y cigarrillos, el de vehículos y el de registro en el caso de los departamentos, y el predial y el de industria y comercio en los municipios.

Expertos en el tema señalan que para sacar adelante una reforma así es indispensable contar con el consenso de alcaldes y gobernadores. Con estos últimos, si bien ha habido cruces de llamadas, aún no hay nada concreto.

En la lista del Gobierno también está el proyecto de ahorro obligatorio de regalías, que había sido retirado. Con él se busca garantizar que las regiones dispongan de recursos para el futuro.

El ministerio con más proyectos es el de Comercio, Industria y Turismo, que radicará 10. Entre ellos se encuentran el TLC con Canadá y acuerdos de inversión con China, India y Perú.

El Ministerio de Agricultura radicará dos, uno de los cuales es la Ley Forestal o de reforestación comercial.

Comunicaciones se la jugará nuevamente con el proyecto de servicios postales, que fracasó en el primer semestre.

Los proyectos que vienen en trámite

A los nuevos que llegarán, tanto del Gobierno como de los congresistas, se suman los que vienen en trámite de la legislatura pasada y que deben seguir su curso este semestre.

Uno de los más importantes para el Gobierno es el de la reforma financiera, que precisamente la semana entrante reunirá nuevamente a los congresistas y al Gobierno para empezar a definir la ponencia para segundo debate.

Para la senadora liberal Cecilia López, este será un tema álgido, pues le faltó discusión. Ya tuvo el primer debate en las comisiones económicas y faltan ahora las plenarias de Senado y Cámara. Para algunos es más el contenido pensional que el financiero.

Otro que le interesa al Ejecutivo es el que crea las zonas de segunda vivienda que está desde diciembre del año pasado a espera de los debates en las dos plenarias. La iniciativa es de los ministerios de Hacienda y Comercio y busca incentivar la inversión extranjera en viviendas especialmente para pensionados extranjeros. Lógicamente, trae incentivos tributarios para hacer atractiva la inversión y es una de las razones por las que está enredada la iniciativa.

Igualmente, pero de origen parlamentario, está el que prohíbe a las entidades territoriales concesionar la administración de los diferentes impuestos, que es una tarea de las administraciones públicas. Le restan dos debates en el Senado para que sea Ley.

El Ministerio de Comunicaciones continuará con la defensa de la iniciativa sobre tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), que es una ley marco que toca varios aspectos y uno de ellos tiene que ver con la eliminación del esquema de subsidios y contribuciones en telefonía fija. Este semestre deberá enfrentar dos debates para que pase a sanción presidencial.

Y uno más de origen parlamentario pero que no le gusta al Ministerio de Hacienda, es el que busca prorrogar los beneficios tributarios de la Ley Quimbaya por 10 años más.

Semidolarización y primer empleo

Los congresistas no solo van a discutir las iniciativas del Gobierno, pues tienen su propia agenda. Para empezar, el senador uribista Gabriel Zapata confirmó que radicará un proyecto para implementar la semidolarización de la economía.
 
Los jóvenes recién egresados de la universidad también tendrán su espacio en la agenda. Marta Lucía Ramírez, senadora del Partido de la U, radicará un proyecto sobre el contrato del primer empleo. La idea es crear mecanismos que permitan a los profesionales jóvenes tener acceso fácil y en buenas condiciones a los empleos privados.

La senadora Cecilia López se la volverá a jugar con el tema social. El semestre pasado retiró el primero de tres proyectos en este campo y lo radicará otra vez; trata sobre la consolidación de la política social. El segundo se referirá a las bases para estructurar la institucionalidad estatal que permita el cumplimiento de las obligaciones con los sectores de más bajos recursos.

Siga bajando para encontrar más contenido