Carlos Slim pagó US$140 millones por torre de oficinas en Nueva York

El empresario mexicano, el hombre más rico del mundo según la revista 'Forbes', adquirió la propiedad en la tradicional Quinta Avenida dijo la versión online del diario 'The New York Observer'.

Finanzas
POR:
abril 21 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-21

Slim, uno de los principales inversionistas del grupo The New York Times, firmó un contrato inmobiliario para hacerse con el edificio situado en el número 417 de la concurrida avenida de Manhattan, un inmueble que el banco de inversión Goldman Sachs compró por 250 millones de dólares en 2007.    

El empresario mexicano, hijo de inmigrantes libaneses, aceptó pagar 343 dólares por cada pie cuadrado de una propiedad de 11 plantas y que pertenece actualmente a una sociedad formada por Goldman Sachs y la firma de inversión Moinian Group, del promotor inmobiliario Joseph Moinian.    

El inmueble se encuentra en el cruce de la Quinta Avenida de Manhattan y la calle 38, y cuando fue vendido la última ocasión, hace tres años, costó más de 100 millones de dólares más que ahora, debido a que el mercado inmobiliario se encontraba en pleno apogeo en Nueva York.    

Según el último ránking de la revista 'Forbes', la fortuna amasada por este ingeniero civil de 70 años que fundó su primera empresa cuando tenía 25 años de edad se ha incrementado en un año en 18.500 millones de dólares y ya alcanza los 53.500 millones.    

Con esa cifra, Slim arrebató a los magnates estadounidenses el trono de los hombres más ricos del mundo que durante 15 años habían monopolizado Bill Gates y Warren Buffett y que, desde que 'Forbes' elabora su famoso listado de poderosos, jamás había ocupado un latinoamericano.    

Entre las inversiones en suelo estadounidense de Slim destacan las realizadas en The New York Times, del que ha conseguido convertirse también en mayor accionista no relacionado con la familia Ochs-Sulzberger, dueña histórica del prestigioso rotativo.    

Después de comprar en 2008 acciones suficientes para controlar un 6,9 por ciento del periódico neoyorquino, en enero de 2009 anunció la concesión de un préstamo a sus gestores de 250 millones de dólares para ayudarles a superar los problemas financieros.