Carros a Venezuela, en jaque Crece la preocupación entre productores colombianos por las medidas anunciadas en el vecino país.

Carros a Venezuela, en jaque Crece la preocupación entre productores colombianos por las medidas anunciadas en el vecino país.

POR:
noviembre 03 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-03

La nueva política automotriz que pone licencia previa a las importaciones de vehículos tiene en ascuas a los ensambladores colombianas. Ayer crecía la incertidumbre entre los empresarios del país, pues aún no es claro si los cambios anunciados por el Gobierno Chávez afectarán el Convenio Automotor Andino, del cual hace parte Venezuela. La decisión del gobierno venezolano hace parte de la Gaceta 38.800 del 31 de octubre y empezará a regir a partir del 1 de enero del año próximo. Ayer el ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata, reconoció que la decisión de establecer licencia previa para la importación de vehículos podría generar dificultades a las ensambladoras colombianas. La política del vecino país fue concertada por los ministerios de Industrias Ligeras y Comercio (Milco), Finanzas y Energía. Esta plantea que anualmente, las compañías ensambladoras de Venezuela deberán presentar en septiembre su plan de producción y de importación y con base en esta información, será el Milco el encargado de definir la cantidad máxima que puede importar cada casa matriz. Según se supo, la asignación de cupos de importación tendrá en cuenta puestos de trabajo generados por la compañía, las alianzas que tenga con productores locales, la inversión en territorio venezolano, y tradición de la marca en el país. El Gobierno busca así planear el número máximo de vehículos que puede ser importado por cada compañía o los comercializadores en territorio venezolano. También facilitará la definición por parte del Cadivi, del volumen de divisas tendrá que autorizar para la importación de vehículos. Otra información que obtendrá el Gobierno venezolano será los modelos que ingresarán, los costos de adquisición, el combustible que usarán y hasta el precio al público. El Gobierno venezolano aseguró que el mercado de vehículos importados tiene un componente “altamente especulativo”, lo que motivó al Gobierno a intervenir directamente en este sector. De acuerdo con la Agencia Bolivariana de Noticias, el objetivo de esta medida es desarrollar la industria nacional de autopartes y promover el uso de gas natural como combustible. En lo corrido de este año hasta septiembre, las ensambladoras colombianas habían exportado a Venezuela 45.047 unidades, cifra que supera incluso la reportada durante todo el año 2006, por 37.722 vehículos. En el grupo de las exportaciones no tradicionales, el sector de vehículos, autopartes y sus partes ha sido uno de los de mayor crecimiento, de acuerdo con las cifras del Dane, y cualquier restricción del vecino país podría afectar sensiblemente el comercio binacional.

Siga bajando para encontrar más contenido